La matanza en la cercana San Bernardino –el 3 de diciembre–, donde 14 personas perdieron la vida, influyó en la decisión de cerrar todas las escuelas, a las cuales asisten 640.000 estudiantes, informó el superintendente Ramón Cortines.

Todas las escuelas en el distrito escolar de Los Ángeles recibieron la orden de cerrar debido a un mensaje anónimo amenazante recibido por correo electrónico.

La matanza en la cercana San Bernardino –el 3 de diciembre–, donde 14 personas perdieron la vida, influyó en la decisión de cerrar todas las escuelas, a las cuales asisten 640.000 estudiantes, informó el superintendente Ramón Cortines.

Un funcionario del cuerpo policial dijo que la amenaza la recibió un miembro del consejo escolar vía e-mail y parecía provenir del extranjero. El funcionario habló bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado para hablar públicamente sobre la investigación.

Las autoridades de Nueva York dijeron haber recibido la misma amenaza pero concluyeron que era falsa. El alcalde Bill de Blasio se dijo “absolutamente convencido” de que no corrían peligro los estudiantes.

Fuente: Minuto Uno