El árbitro explicó que los jueces «tienen pulsaciones tanto o más que los jugadores» y que «tiene sangre en las venas».

Pompei, luego de la agresión contra Martino: Me desubiqué, me desubiqué
El árbitro Juan Pablo Pompei, admitió que se desubicó al empujar al entrenador de Newell’s Gerardo Martino, y sería sancionado por esa actitud.

Martino había reconocido que se «predispone mal» cuando sabe que lo dirige Pompei que este martes reconoció: «Me desubiqué, me desubiqué, pero también uno tiene pulsaciones tanto o más que los jugadores».

«Martino protestó del minuto uno hasta el minuto que lo expulsé. Luego me desubiqué yo. Uno tiene sangre en las venas. Los dos reaccionamos mal, el actuó y yo también», dijo Pompei tras el partido que Arsenal ganó 2-0 a Newell’s.

Por su actitud, Pompei podría ser sancionado a raíz de que un juez debe impartir justicia y no sumar agresividad.

Martino reconoció que Pompei lo «echó bien» y que después de la expulsión «le dije algo que justificó» que lo echara.

Asimismo, Martino sorprendió al confesar que tiene mala predisposición cuando lo dirige Pompei.
«Me predispongo mal cuando sé que el árbitro es Pompei. Lo debo confesar. No tengo ningún motivo pero me predispongo mal», reconoció, enigmático Martino.

Pompei, al saber que ésto dijo Martino, consideró que «es un problema de él» y aseguró no tener «nada» en contra del entrenador.

«Tema terminado. Ya habrá revancha y nos volveremos a cruzar y nos pediremos disculpas, o no», cerró Pompei.

Fuente: Minuto Uno