Una mujer de la fuerza que se encontraba de guardia en el Museo de la Policía ubicado en 54, 2 y 3 denunció que fue abusada por un delincuente que ingresó al lugar durante la madrugada de ayer y que, cometido el acto sexual, escapó con armas antiguas y otras pertenencias.

Fuentes judiciales informaron que la presunta víctima se encontraba en su turno cuando fue sorprendida por un único ladrón en el interior del lugar, aunque hay dudas al respecto. La mujer refirió que habría sido interceptada en un cuarto en refacción y en plena obra, dentro del museo, aunque los investigadores del caso no encontraron nada forzado ni violentado. “Se está analizando la denuncia y qué fue lo que pasó. Ella aseguró que fue atacada sexualmente, que fue violada, pero se le están haciendo los estudios pertinentes” para confirmar o refutar el hecho, aseguró un pesquisa con acceso a la causa, quien aseveró que “no hay signos de violencia”.

Justamente para determinar lo sucedido, la damnificada fue trasladada al Gabinete de Abusos Sexuales de la DDI, donde se le practicó una batería de estudios e hisopados.

En cuanto al maleante, escapó con “cinco armas antiguas y al menos un sable”. Tomó intervención la comisaría Primera y la UFI 11 de Álvaro Garganta.