El nosocomio en el que fue operada Cristina Fernández de Kirchner emitió un escrito diferente al de la Unidad Médica Presidencial. Con la firma del médico que operó a la Presidenta, Pedro Saco, el Austral confirmó que «no había elementos suficientes» para modificar el diagnóstico inicial de carcinoma papilar

El texto fue difundido anoche por el hospital Austral «en relación a información periodística publicada en algunos medios en los últimos días», relacionada a la cirugía que se le practicó a la Jefa de Estado el pasado 4 de enero.

En un comunicado oficial que lleva la firma del cirujano Pedro Saco y del director médico del nosocomio, Eduardo Schnitzler, agregaron además que «durante la exploración quirúrgica se constataron los nódulos conocidos en el lóbulo derecho, así como la presencia de un nódulo palpable en el lóbulo izquierdo» de la tiroides.

También se indica que además del nódulo se hallaron «adenopatías visibles en el área de recurrencia derecha y pre-traqueal».

De acuerdo a estos hallazgos, señalan Saco y Schnitzler, «se decidió la realización de una tirodectimía total junto con la linfadenectomía del Sector VI (recurrencial derecho y pretraqueal), extirpándose la pieza operatoria en un solo block».

«La biopsia realizada por congelación informó neoplasia folicular para el nódulo dominante del lóbulo derecho y neoplasia folicular sospechosa de malignidad para el nódulo izquierdo, cuya histología definitiva se defirió», indican en el texto.

En ese marco, agregan que basado en ese informe «se dio por finalizada» la cirugía de Cristina.

Por último, destacan que el informe anátomo-patológico es el «oportunamente comunicado», y resalta que dicho informe «fue revisado por el Servicio de Anatomía Patológica del Instituto de Oncología Angel Raffo de la Universidad de Buenos Aires, que coincidió plenamente con lo informado».

www.agenciacna.com

Deja una respuesta