Juan Román Riquelme y Martín Palermo coincidieron en un evento en San Fernando organizado por La Doce, la barrabrava de Boca, según informó este miércoles el diario Olé.

Ambos ídolos xeneizes están distanciados, no hay diálogo. Y este año se hizo público su cortocircuito entre el enganche y el goleador, potenciado por la escasa relación de Riquelme con la barra y la cercanía de Palermo con La Doce.

Sin embargo, este lunes por la noche Riquelme y Palermo, junto a Sebastián Battaglia y Matías Caruzzo, se presentaron en un bingo de San Fernando para unos 300 personas que pagaron 100 pesos para cenar y sacarse una foto con sus ídolos.

Mauro Martín, actual jefe de la barra de Boca, potenció en los últimos años el negocio de llevar a los jugadores de Boca al Interior o a peñas del Gran Buenos Aires. Los concurrentes a la cena dejan una buena suma de dinero a La Doce con tal de estar cerca de sus ídolos.

En el evento, al que no se podía concurrir con cámara porque La Doce llevó un fotógrafo oficial, se recaudaron 40 mil pesos.

Riquelme, Battaglia y Caruzzo llegaron temprano a la cena en San Fernando y esperaron el arribo de Palermo, quien asistió al evento en Deportea. Román y Martín sólo coincidieron media hora y manifestaron, a los concurrentes, que tirarán del mismo lado para sacar a Boca adelante.

Fuente: Terra

Por Leo

Deja una respuesta