El juez federal Ariel Lijo solicitó realizar pruebas para verificar los llamados intimidatorios recibidos en la Fundación de las Madres. Citó también a los testigos aportados por la titular de la entidad, confirmaron fuentes judiciales a Infobae.com

Piden investigar las supuestas amenazas de Schoklender contra Bonafini
Crédito foto: DyN

El magistrado ordenó medidas de prueba sobre los teléfonos de la Fundación, puesto que, según denunció Bonafini, ella recibió llamados de corte intimidatorio después de las 18 horas.

Según fuentes judiciales consultadas por Infobae.com, Bonafini aportó los nombres de testigos que habrían visto a Schoklender en inmediaciones de la Fundación Madres de Plaza de Mayo. Estos ya fueron citados para la próxima semana por el juez Lijo.

Por su parte, Schoklender se presentó en el juzgado y aportó un escrito en el que negó las acusaciones, explicando que estuvo en Pilar el día en que según la denuncia fue visto en un bar cercano a la Fundación. Además solicitó que su número de teléfono celular sea investigado.

Lijo reemplaza por unos días a su colega María Servini de Cubría hasta los primeros días de agosto, ya que se encuentra de licencia.

Infobae

Deja una respuesta