Pichetto destacó el “plano de equilibrio” en el nuevo Congreso

Así lo consideró quien fue compañero de fórmula de Macri al analizar el resultado de las elecciones. El senador volvió a justificar su postura sobre el desafuero de Cristina Kirchner, y dijo que ella “hubiera sido candidata desde la cárcel, victimizada”. Qué dijo sobre Carrió.

El senador Miguel Pichetto destacó este martes el “plano de equilibrio” que habrá en el nuevo Congreso, y consideró que “es importante que Juntos por el Cambio tenga una representación parlamentaria fuerte en Diputados” y también un número significativo en el Senado.

“Vamos a ver cómo es el juego con los intereses federales”, evaluó el legislador en relación al reacomodamiento de los bloques en la Cámara alta. Y resaltó que con estos números en ambas cámaras, “nadie puede ir por todos, y tiene que saber que el otro también existe”.

Tras la derrota del oficialismo en las elecciones, el excompañero de fórmula de Mauricio Macri expresó: “Veíamos una levantada realmente importante, estábamos muy confiados, creíamos que podíamos llegar al balotaje”.

Ante la “buena elección” de Juntos por el Cambio, Pichetto señaló que en el futuro escenario político “nada va a ser posible sin contar con la colaboración, el diálogo y la construcción de una oposición democrática”. Además, calificó como un “símbolo para la Argentina que viene” la reunión entre Macri y el presidente electo, Alberto Fernández.

“Nadie discute la centralidad que tiene Cristina Kirchner”, expresó y sostuvo que él “no” cree “en los poderes bicéfalos; así que vamos a ver cómo se desarrolla esto”. “Esperemos que (Fernández) asuma las facultades y ejerza su gobierno y que la vicepresidenta ocupe su lugar. Ojalá pueda desarrollarse sin tensiones y que el gobierno empiece el 10 de diciembre con un componente fuerte de racionalidad. Porque no hay lugar para ninguna locura”, aseveró.

El senador opinó que el nuevo mandatario deberá tener una “relación anticipada en materia diplomática” con Brasil y Estados Unidos. “Hay que cuidar el Mercosur”, dijo y llamó a “reconstruir lazos rápido con (Jair) Bolsonaro”, el presidente de Brasil que manifestó que el pueblo argentino “eligió mal”. Y remarcó que “el tema Venezuela es un tema muy complejo a resolver en el corto plazo”.

Consultado en radio Mitre sobre el futuro de Macri, Pichetto indicó que “el rol en la política lo otorga siempre la ciudadanía” y “ha quedado claro que hay un liderazgo consolidado de un presidente que se reencontró con la gente”. Mencionó también como un “dirigente muy fuerte” y “un hombre también para escuchar” al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, reelecto por más del 50% de los votos.

Por otro lado, el rionegrino se refirió al anuncio de Elisa Carrió de dejar la política el próximo año y subrayó que ella “es una figura importante de la política argentina” y “siempre es un aporte interesante”.

“Ella expresó en varias oportunidades que estaba cansada”, recordó, pero destacó que “siempre está comprometida” con la política, por eso tiene “algunas dudas” sobre el cumplimiento de su decisión.

El excandidato a vicepresidente resaltó que la líder de la Coalición Cívica fue “un soporte anímico para el presidente” luego del golpazo en las PASO y la valorizó “porque tiene esa capacidad de resistencia”.

Con respecto a su futuro, Pichetto afirmó que no está “pensando en ir a un cargo público y tampoco me interesa por ahora”, aunque seguirá “haciendo política” mirando “un poco desde afuera”. “No soy soy una hoja que vuela en el viento”, aseguró al ratificar que continuará dentro de Juntos por el Cambio porque considera que a este espacio “hay que consolidarlo” y enfatizó que “ha sido un lugar donde me han respetado y he desarrollado mis ideas con libertad”.

Sobre su rechazo al desafuero de CFK

Una vez más, el senador fue consultado por su rechazo al desafuero de Cristina Kirchner, al cual se opuso siendo jefe de la bancada Justicialista y dijo que quienes lo critican “no entienden nada”. “Algunos tienen que repasar derecho”, consideró y opinó: “Cristina hubiera sido candidata desde la cárcel, victimizada”.

El legislador explicó que las prisiones preventivas “implican prisiones anticipadas que después de dos años tienen que soltarlos y eso provoca una gran decepción en la ciudadanía”.

“No lo hice para salvaguardar la libertad de la expresidenta, lo hice porque me parece que es importante cuidar el debido proceso”, resaltó, al tiempo que advirtió que “los procesos judiciales no pueden durar 20 años”.

Finalmente confirmó que “no” se arrepiente de su decisión y aclaró que “no hay ningún bloqueo para continuar el juicio; el Senado no bloquea ninguna investigación”. “La detención debe proceder cuando haya sentencia”, cerró.

Fuente: www.parlamentario.com