Un sargento de la policía bonaerense fue desafectado de su cargo cuando disparó al menos un balazo contra un auto con cuatro ocupantes a bordo que se negaron a realizarse un control de alcoholemia en la ciudad bonaerense de Pergamino, informaron fuentes policiales.

Los investigadores aseguraron que el balazo atravesó la luneta trasera y astilló el parabrisas, pero no provocó heridas a ningún ocupante, en tanto el conductor del auto denunció luego que otros policías lo golpearon cuando lo obligaron a bajar del auto.

«La utilización del arma es la última instancia, y solo debe ser utilizada cuando corre riesgo su vida. Acá existió negligencia por parte del sargento y por eso fue desafectado», dijo un jefe policial.

El hecho ocurrió el sábado pasado a la madrugada cuando cuatro jóvenes salieron de un boliche del centro de la ciudad de Pergamino y se subieron al Seat Ibiza de uno de ellos.

Tras realizar algunas cuadras, en avenida de Mayo y San Nicolás, un policía y un empleado municipal que realizaban tareas de prevención pretendieron hacer detener el Seat con los cuatro ocupantes para realizarles un control de alcoholemia.

En ese momento, el auto aceleró y huyó, por lo que se originó una persecución a la cual se fueron sumando otros policías y se extendió hasta proximidades de una estación de servicio Petrobrás, ubicada en la ruta 8 y Azcuánaga.

Según las fuentes, en cierto momento, el sargento que iba en moto disparó al menos un balazo contra el auto, el cual atravesó la luneta trasera e impactó y astilló el parabrisas, lo que hizo que los ocupantes se entregaran.

Ante esa situación, el conductor del auto, en aparente estado de ebriedad, fue bajado del auto, esposado y detenido.

Luego, el hombre denunció ante la Justicia que fue golpeado por los policías que lo detuvieron, por lo que existe una investigación judicial encabezada por la fiscal de instrucción 6 de Pergamino, Patricia Fernández.

Fuentes policiales aseguraron que el sargento que disparó contra el auto fue desafectado de su cargo.

En tanto, las autoridades policiales de la zona, entre ellas el Superintendente de la Zona Interior, Sergio Zudaire, y el flamante jefe Departamental, Enrique Alejandro Salcedo, se reunieron con el hombre agredido y con sus familiares para conversar sobre lo ocurrido.

Fuente: Diario Hoy

Por Leo

Deja una respuesta