Por segundo día consecutivo se realiza un operativo contra la venta ilegal en la calle Florida. Un grupo de manteros se apostaron en el lugar, pero sin comercializar sus productos.

Los agentes pasaron la noche en el centro, para evitar que los vendedores ambulantes aprovechen ese horario para poner su mercadería en la tradicional calle.

Sin embargo, alrededor de 10 manteros llegaron a la peatonal para reclamar que les permitan instalar sus puestos. El Ministerio de Espacio Público porteño decidió permitir la estadía de los vendedores, pero sólo a modo de protesta. Restringieron la comercialización de productos y la instalación de más puestos.

El Subsecretario de Espacio Público de la Ciudad, Patricio Di Stéfano, reiteró este jueves la necesidad de «hacer cumplir la ley». «Asumimos un compromiso que es el de que haya libertad en el uso del espacio público, que se pueda usar y no esté apropiado por algunas personas que le sacan un beneficio propio», remarcó.

En declaraciones a la prensa, el funcionario recordó que el Ejecutivo porteño está «a favor del negocio legal, de los comerciantes que trabajan» y reconoció que «es muy duro que vean que alguien le venda el mismo producto que ellos trabajan enfrente de su comercio».

Los inspectores del gobierno porteño y los efectivos de la Metropolitana intentarán impedir por segundo día consecutivo la instalación de puestos ilegales a lo largo de la peatonal. «Es lo que marca la ley; vamos a seguir trabajando para hacer cumplir las normas mientras diferenciamos a los manteros, que venden mercadería ilegal, de los artesanos, con quienes estamos en una negociación», explicó Di Stéfano.

«La calle Florida estuvo ocupada durante mucho tiempo; esto es un trabajo continuo porque se intentó hacer cumplir las normas con inspectores pero se demostró que sin auxilio de la fuerza pública era imposible», agregó el subsecretario de Espacio Público porteño.

Durante la noche sobre la peatonal hubo una guardia con 60 agentes, número de efectivos que se duplicó de manera preventiva en las primeras horas de la mañana ante la posibilidad de que los manteros retomen las protestas que iniciaron el miércoles cuando no les permitieron vender su mercadería en Florida.

Ciudad1

Deja una respuesta