En 7 meses de embarazo, la modelo Paula Chaves engordó 17 kilos, pero lejos de hacerse problema por su figura aseguró que está feliz y que está disfrutando un momento re lindo con su pareja, Pedro «Peter» Alfonso.

«Engordé 17 kilos, pero estoy feliz. Almuerzo dos milanesas con ensalada de rúcula, y de postre un cuadradito de chocolate, una barra entera de Leger, un par de Vauquitas, un paragüitas y remato con dos Bananitas Dolca», reveló la ex Bailando a diario Muy.

En cuanto su peso, se diferenció de lo que aconsejan los médicos que es aumentar un kilo por mes de embarazo: «Yo me clavé como 3 kilos por mes. Tengo hasta risa de gorda».

En el plano afectivo, Chaves atraviesa un buen momento con Alfonso y no tuvieron ninguna crisis por su paternidad. «No tuvimos ninguna crisis durante este tiempo, estamos en nuestro mejor momento. La verdad es que la llegada de un bebé te pone más sensible y con todo a flor de piel. Nos cuidamos mutuamente porque él también necesita contención. El papá también siente algo raro. Pero los dos estamos disfrutando un momento re lindo».

Por último, se refirió a los encuentros sexuales de la pareja que se vieron disminuidos por el obstáculo de la panza: «Lo hacemos cada tres semanas. Creo que le sigo gustando igual que antes, pero la panza está muy grande. La verdad es que estoy igual que siempre. No me revolucionó absolutamente nada».

www.minutouno.com