Ocurrió en la provincia china de Handan, donde el señor Lee acudió a comprar un vehículo con cuatro toneladas en monedas, un equivalente a 16.300 yuanes -2.558 dólares-.

Esto obligo a la concesionaria a salir a buscar empleados de un banco para enviar contadores y saber con exactitud la cantidad de dinero. Los mismos constataron que en total había 103.000 billetes de yuanes y 16.300 monedas de Yuan.

El hombre, que trabaja en una gasolinera, llevó el dinero por su cuenta para poder comprar su nuevo auto, informó el Diario del Pueblo.

Fue una entidad bancaria la encargada de enviar a diez empleados para que se encarguen de contar, pesar y luego cargar el dinero.

La operación para trasladar los 1.320 paquetes con monedas tardó una hora. Una vez en el banco, los vendedores le hicieron la entrega del auto a Lee .

https://www.youtube.com/watch?time_continue=61&v=-tNmowy69HA

Fuente: Diario Hoy