La Confedración de la Clase Trabajadora reclamó un aumento salarial no menor al 20 % y denunció que 1500 trabajadores estatales fueron despedidos por simpatizar con Fernando Lugo. Planteo de los militares.

Cuarenta sindicatos nacionales, agrupados en la Confederación de la Clase Trabajadora (CCT) paraguaya, reclamaron un aumento de salarios y el cese de las persecuciones al gobierno, que también recibió un pedido de más fondos de parte de los mandos militares.

Los sindicalistas entregaron por escrito en la sede de la Presidencia de la República, el Congreso Nacional y el Ministerio de Hacienda una demanda de una suba salarial no menor al 20 por ciento, para trabajadores estatales y privados.

En el texto también manifestaron su rechazo a los ataques contra los derechos adquiridos de sus pares del Ministerio de Hacienda ahora negados y exigieron el cese de los despidos y de las persecuciones políticas y sindicales.

«Son los trabajadores del Estado los que, con su esfuerzo cotidiano, sostienen y garantizan el funcionamiento del aparato estatal. El rol que cumplen para la sociedad, por lo tanto, es de carácter estratégico», señala el documento, difundido por la agencia Prensa Latina.

El titular de la CCT, Julio López, consideró «inadmisible el nivel de humillaciones que están soportando miles de funcionarios públicos por el hecho de haber accedido al trabajo estatal durante el gobierno constitucional» de Fernando Lugo, destituido en junio pasado por un golpe parlamentario.

Varios gremios denunciaron el despido de más de 1500 funcionarios cesanteados por ser partidarios o simpatizantes del Ejecutivo que encabezaba Lugo.

Por su parte, también los mandos militares solicitaron fondos especiales por 540 millones de dólares para comprar vehículos, aviones, radares y otros materiales bélicos.

Aunque no se divulgaron detalles del pedido, se supo que fue hecho por el comandante de las Fuerzas Militares, Felipe Benicio Melgarejo, a miembros de la Comisión de Defensa Nacional del Congreso y a integrantes del Ejecutivo que encabeza el liberal Federico Franco.

La prensa local, citada por la agencia DPA, señala que el pedido militar es prácticamente el doble de lo que el Ministerio de Defensa tiene presupuestado para este año, por lo que parece difícil que se acceda a la demanda.

La figura de «endeudamiento público» es una de las opciones que propusieron los militares para obtener esos fondos, aunque también existe de la posibilidad que pueda utilizarse parte del excedente de recursos que genera la represa binacional de Itaipú.

El diario «Ultima Hora» de Asunción advierte hoy sobre lo que califica como «fuerte rebrote militarista» en Paraguay, ya que a este pedido de fondos se suma al intento de reimplantar en el país el servicio militar obligatorio.

El tema fue abordado este viernes por la ministra de Defensa, María Liz García, y por el director de Reclutamiento, Migdonio Godoy, quien, sin embargo, el lunes fue relevado por Franco de su cargo.

Télam

Deja una respuesta