Observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación (OSCE) señalaron este lunes que «no fue un proceso limpio» el acto eleccionario que le dio la victoria a Vladimir Putin, quien con este resultado accederá por tercera vez a la Presidencia de Rusia.

Los observadores de la OSCE, que monitorearon los comicios del domingo último, destacaron además que las condiciones para la votación fueron claramente diseñadas para favorecer al ganador, consignó la agencia de noticias DPA.

En concreto, los observadores internacionales lamentaron que los medios estatales informasen en forma prioritaria sobre Putin durante la campaña electoral.

Otro aspecto al que hicieron referencia los observadores de la OSCE es que los adversarios políticos de Putin vieron mermadas sus aspiraciones: «Apartaron a la oposición», manifestaron.

A todo esto, la comisión electoral que en Rusia supervisó las elecciones declaró hoy oficialmente a Putin como el ganador de los comicios, más allá de las denuncias.

Por tal razón, se esperan diversas manifestaciones y actos opositores en repudio a lo que consideran fraude electoral, tal como venían denunciando desde antes de los comicios.

Putin, quien ya fuera presidente entre 2000 y 2008, obtuvo el 63,65% de los votos.

En tanto, la oposición anunció manifestaciones para protestar por los resultados de estas elecciones

Télam

Deja una respuesta