Luego del sismo y tsunami que arrasaron con la isla, el país recibió un nuevo temblor.

El noreste de Japón volvió a sufrir de un terremoto este jueves. El movimiento alcanzó los 5,8 grados aunque, para tranquilidad de la población, autoridades meteorológicas reportaron que no hay peligro de tsunami.

La noticia transcendió con la aclaración de que no se registraron heridos ni daños materiales. El operador de la central nuclear de Fukushima, dañada por el terremoto de marzo del año pasado, comunicó que se analiza si hubo consecuencias en las instalaciones.

El centro del sismo se ubicó frente a la prefectura de Fukushima en el Pacífico, a 20 kilómetros bajo el fondo del mar. Pero también en la capital Tokio, a 250 kilómetros, se sintieron temblores en algunos edificios elevados.

De esta manera, el movimiento sísmico llega luego de que el 11 de marzo de 2011 un fuerte terremoto de magnitud 9 en la escala Richter provocara un tsunami que causó la muerte a más de 15.000 personas. La central nuclear de Fukushima resultó gravemente dañada y hubo emisiones radiactivas.

Minuto Uno

Foto: NASA

Deja una respuesta