El Sumo Pontífice descartó trasladarse con el costoso papamóvil, al que consideró «una lata de sardinas». Instó a las dos Coreas a iniciar un proceso de paz.El papa Francisco eligió un pequeño vehículo utilitario de la marca surcoreana Kia para sus traslados por Seúl, a donde llegó este jueves para una visita de cinco días a Corea del Sur en su primer viaje a Asia.

El Sumo Pontífice insistió en que quería «el más pequeño» de los coches fabricados en Corea del Sur y rechazó otros vehículos dealta gama que podrían ser más fácilmente blindados, informaron fuentes diplomáticas y religiosas a la agencia surcoreana Yonhap.

Finalmente el coche elegido fue el Kia Soul de color azul y con un motor de 1,6 cc que, aunque no es el más chico de los vehículos que se fabrican en el país, sí se trata de un utilitario de tamaño medio muy popular entre los surcoreanos.

Desde que el año pasado asumió el papado, Francisco descartó el uso del papamóvil, un auto

www.diariohoy.net