Inspectores del Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño realizaron un operativo en las inmediaciones de las calles Florida y Viamonte con el propósito de desalojar a los denominados «manteros».

Los inspectores, identificados con chalecos verdes, labraron actas de infracción a los vendedores ambulantes que se encontraban en el lugar.

Sin embargo, algunos vendedores denunciaron que además de las actas se procedía al decomiso de la mercadería y exigieron que se las devuelvan.

En declaraciones televisivas, el ministro de Ambiente y Espacio Público, Diego Santilli, señaló que «estamos trabajando en la calle Florida, con 15 inspectores, para prevenir la venta ilegal».

También advirtió que cuando se decomisa mercadería es «increíble que al otro día de los secuestros haya la misma cantidad de venta en Florida que el día anterior al operativo».

«Esto implica que hay una organización muy poderosa y grande que provee, que genera y que está dando mercadería y que, en muchos casos, no es una situación de mera subsistencia como se plantea muchas veces», advirtió.

«Por eso hay que diferenciar al artesano del revendedor que vende mercadería adulterada. No podemos permitir organizaciones o mafias», agregó.

Prensa del Gobierno de la Ciudad aseguró que la mercadería «no está siendo decomisada, sólo se están labrando actas de infracción», y aseguraron que la Policía Metropolitana «no forma parte del operativo».

Télam

Deja una respuesta