Cristina Fernández ingresó al quirófano este miércoles pasadas las 8:20, para ser operada de un cáncer en la glándula tiroides, en el Hospital Austral. El procedimiento durará entre dos o tres horas.

Tras la cirugía en el centro de salud de Pilar, la mandataria deberá permanecer internada durante 72 horas y luego continuaría su recuperación en su domicilio particular de El Calafate hasta el 24 de enero, lapso en el que el Vicepresidente Amado Boudou quedará al frente del Poder Ejecutivo nacional.

La jefa de Estado arribó temprano al hospital acompañada por sus hijos, Florencia y Máximo.

Durante la jornada del martes, la Presidenta permaneció en Olivos y recibió allí al doctor Pedro Saco, a cargo de la operación, con quien mantuvo una reunión para ultimar los detalles de la intervención quirúrgica.

Saco es uno de los especialistas más reconocidos en cáncer de cabeza y cuello, y había calificado como «un privilegio» operar a Cristina Kirchner. En este sentido, se manifestó «optimista» sobre su recuperación.

La intervención durará entre dos y tres horas y allí se le extraerá por completo el tumor alojado en la glándula tiroides, encargada de recibir hormonas desde el cerebro y regular el metabolismo del cuerpo.

Mientras tanto, militantes de distintas organizaciones kirchneristas comenzaron a instalarse desde el domingo frente al Hospital Austral con el fin de hacer una vigilia en apoyo a la mandataria.

Ciudad1

Deja una respuesta