Graciela Ocaña, ex Ministro de Salud, fue consultada por Radio 10 en relación a la detención y posterior liberación de Gerónimo «Momo» Venegas, en el marco de la causa por los remedios adulterados.

Ocaña se preguntó, ante las movilizaciones y declaraciones de políticos en defensa de Venegas «¿Qué juez se va a animar a tocar a Moyano, aún cuando lo encuentre in fraganti en algo?»

Ocaña señaló que había un «sistema corrupto» en las obras sociales sindicales que «termina en el financiamiento ilegal de la política». Añadió que «el otro día vimos la reacción corporativa para que ese sistema no caiga».

Según Ocaña «hay un sistema, no es un problema de una o dos obras sociales, es un problema de cómo el dinero que deberia ir a los servicios de salud termina en el financiamiento ilegal de la politica, dirigentes y empresarios inescrupulosos».

«Más allá de que no conozco esta causa, hubo un apriete a la justicia», señaló en alusión a que entre otras cosas «se pidió que se adelante la indagatoria» de Venegas tras su arresto.

Ocaña dijo que le «preocupa» la situación porque observó «una defensa corporativa más ligada a una sociedad mafiosa que democrática, porque es un sistema de privilegios».

«Lo que la politica no puede unir, lo puede unir el sistema», acotó en referencia a la participación de varios sectores en la defensa de Venegas.

«Eso es corrupción y de la peor, porque mata a la gente, como en el caso de la Bancaria, que les entregaban medicamentos que no hacian efecto sobre las personas. Es algo de carácter criminal».

Asimismo, señaló que «hay otra parte industrial, la de papelería, de personas sanas que llevaban adelante tratamientos que no eran tales y esos fondos tenían que ser reintegrados al estado».

Fuente: infobae.comº

Por Marta

Deja una respuesta