Washington, 18 nov (EFE).- El presidente de EE.UU., Barack Obama, dijo hoy que es «imperativo» para la seguridad nacional del país que el Senado de EE.UU. ratifique antes de finales de año el nuevo tratado de desarme nuclear con Rusia.

«Es imperativo para la seguridad nacional de EE.UU. el que se ratifique el nuevo (Tratado de Reducción de Armas Estratégicas con Rusia) START este año», afirmó Obama en declaraciones a los medios rodeado por veteranos del Gobierno que respaldan el pacto.

Entre los que rodeaban al presidente durante su defensa del START estaban los ex secretarios de Estado Henry Kissinger, James Baker y Madeleine Albright, además de los ex secretarios de Estado William Cohen y William Perry.

«Esto no es una cuestión política sino de seguridad nacional», afirmó el presidente en un esfuerzo de última hora para forzar a los republicanos a que respalden un voto en el Senado antes de finales de este año.

Afirmó, además, que el tratado cuenta con el «total respaldo» del liderazgo militar y señaló, en línea con lo apuntado ayer por el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, que está «seguro» de contar con los votos suficientes para la aprobación del nuevo START.

El Gobierno necesita 67 votos de un total de cien para lograr su ratificación.

Los demócratas tienen actualmente 59 escaños en el Senado, frente a 41 de los republicanos.

Esa composición cambiará a partir de enero cuando se inaugurará la 112 sesión del Senado que reflejará los resultados de las elecciones legislativas del 2 de noviembre, que dejaron a los demócratas con 51 senadores, dos independientes que votan con ellos y 47 republicanos.

La Casa Blanca está ofreciendo 4.100 millones de dólares más para el mantenimiento y la modernización de las armas e instalaciones nucleares del país a lo largo de cinco años, en un esfuerzo por ganar el voto de los republicanos.

El Gobierno ya prometió destinar un total 80.000 millones de dólares a este fin durante los próximos diez años.

El START, que sustituye al de 1991, que expiró el 5 de diciembre, limita a 1.550 el número de cabezas nucleares en cada país en un plazo de siete años.

Por Marta

Deja una respuesta