Barack Obama logró por primera vez aventajar al republicano Mitt Romney con miras a las elecciones presidenciales de noviembre, según una encuesta divulgada hoy por el diario The Washington Post y la cadena de televisión ABC.

El sondeo indicó que el mandatario obtendría el 52% de los  votos, mientras que el favorito en las primarias republicanas para  elegir un candidato sólo llegaría al 43%.

El aumento en la intención de voto va de la mano de un  aumento de la popularidad de Obama, que llegó al 50%, un gran  avance que no ocurría desde junio pasado, un mes después de la  muerte de Osama Bin Laden.

La encuesta, realizada después de que el presidente  pronunciara su discurso anual sobre el estado del país, indica que  una de las principales causas de este cambio de rumbo fue el  aumento de la confianza de los estadounidenses en la gestión  económica del gobierno.

El último informe de empleo mostró que en enero se crearon  243.000 nuevos puestos de trabajo y la tasa de desempleo disminuyó  de forma inesperada hasta el 8,3%, la más baja en tres años.

No obstante, los estadounidenses están divididos sobre los  méritos de Obama para ser reelecto. Entre los votantes registrados,  el 49% considera que el presidente merece apoyo para un segundo  mandato, frente a un 49% que opina que no, indicó el sondeo.

Entre los votantes que se identifican como independientes,   determinantes en las elecciones, el 47% aprueba y el 50% desaprueba  la forma en que el presidente desempeña su labor, lo que implica un  fuerte incremento respecto al otoño boreal, cuando sólo era apoyado  por poco más del 30%.

A Romney, ex gobernador de Massachusetts, le están pasando  factura por su abultada cuenta corriente, los pocos impuestos que  paga y su incapacidad para conectar con el estadounidense medio.

Un 52% admitió que cuanto más saben de Romney menos les gusta  y un 66% considera que paga pocos impuestos.

Debido a ello, cuando se pregunta quién entiende mejor los  problemas económicos del país, el presidente sale vencedor por 17  puntos, un margen que se amplía hasta los 18 puntos al preguntar  por quién de los dos protege mejor los intereses de la clase media.

En caso de que el elegido por los republicanos sea Newt  Gingrich, presidente de la Cámara de Representantes en la era de  Ronald Reagan, Obama obtendría un mejor resultado en las  elecciones: 54% de los votos, frente al 43% de su rival.

La encuesta subrayó que Obama tiene grandes ventajas sobre  Romney en tres rubros: la protección a la clase media, la  conducción de la política exterior y la lucha contra el terrorismo.

Obama también exhibe un fuerte respaldo respecto a su  política de incrementar los impuestos a los más ricos, medida  virulentamente rechazada por los republicanos.

Siete de cada diez consultados opinan que es justo aplicar la  llamada norma Buffet, que consiste en aumentar la carga impositiva  a las rentas anuales que superen el millón de dólares.

Diariohoy.net

Deja una respuesta