Las fábricas pagaron $ 1370 en Rosario, $ 10 más que anteayer; el girasol se cotizó a $ 1420.
La soja volvió a negociarse en alza ayer en el mercado disponible local, en sintonía con las ganancias registradas en la Bolsa de Chicago, donde el principal factor alcista para la oleaginosa fueron el clima en las regiones agrícolas de la Argentina y las elucubraciones acerca del impacto que la falta de humedad podría ocasionar sobre la cosecha 2010/2011.

Según el reporte diario de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), las fábricas pagaron $ 1370 por tonelada de soja con entrega inmediata sobre las terminales de San Martín, Timbúes, Ricardone, San Lorenzo, Villa Gobernador Gálvez y sobre General Lagos, $ 10 más que anteayer. También la exportación propuso $ 1370 por tonelada de soja en Ramallo. No obstante, la entidad añadió que «los vendedores informaron que hubo operaciones a precios que oscilaron entre los 1380 y los 1405 pesos».

Esta engorrosa diversidad de valores vigente en las últimas semanas tiene que ver con los volúmenes ofrecidos por los tenedores de granos. Es decir, quien más toneladas presenta ante el eventual comprador accede a un «mejor trato» que quien negocia lotes pequeños.

La soja de la próxima cosecha se negoció a US$ 335 por tonelada en Bahía Blanca y a US$ 330 en Necochea, con subas de 3 y de 5 dólares, respectivamente. En Timbúes, San Martín y en Arroyo Seco la demanda pagó US$ 330 por tonelada, sin cambios.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones enero y mayo de la soja aumentaron US$ 3 y 4, mientras que sus ajustes fueron de US$ 355,50 y de 333,80 por tonelada.

Las pizarras de la Bolsa de Chicago mostraron alzas de US$ 4,04 y de 3,86 sobre los contratos enero y marzo de la soja, cuyos ajustes resultaron de 487,32 y de 491,45 dólares por tonelada. Ayer, la publicación Oil World indicó que la cosecha de soja de la Argentina «podría ser de entre 43 y 48 millones de toneladas», por debajo de los 52 millones calculados por el USDA en su reporte del mes actual. El atraso de la siembra por la falta de humedad en el suelo es uno de los factores que atentan contra la concreción de una buena campaña.

Estabilidad para el maíz
Pese a la salida de ROE Verdes por 200.040 toneladas de maíz y a las nuevas subas en el mercado externo, los exportadores mantuvieron sin cambios los precios del cereal. La mercadería con entrega en enero sobre San Martín y sobre Timbúes se cotizó a US$ 170. Por grano de la nueva cosecha la demanda propuso US$ 183 por tonelada en Bahía Blanca; US$ 178 en Timbúes y en San Martín, y US$ 173 en Necochea.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que los consumos pagaron $ 700 por tonelada de maíz en Pilar; $ 690 en Coronel Brandsen y en Salto; $ 685 en San Antonio de Areco; $ 680 en Baradero; $ 670 en Cañuelas, y $ 660 en Monte.

En el Matba, las posiciones abril y julio del maíz subieron US$ 0,50 y 0,70, mientras que sus ajustes fueron de 178,50 y de 179,70 dólares.

Los contratos marzo y mayo del maíz en Chicago aumentaron US$ 1,08 y 1,28, en tanto que sus ajustes resultaron de 237,09 y de 240,24 dólares por tonelada. El aumento del petróleo y el clima seco en las zonas productoras de la Argentina fueron los dos factores alcistas para el grano grueso.

Acerca del girasol, la demanda pagó ayer $ 1420 por tonelada en Rosario, Ricardone, General Deheza, Junín, en San Jerónimo y en Necochea, y $ 1415 en Bahía Blanca, $ 20 por encima de los valores vigentes anteayer. La oleaginosa de la nueva cosecha se cotizó a US$ 370 en Junín; a US$ 360 en Bahía Blanca y en Necochea, y a US$ 350 en Rosario y en Ricardone.

Por último, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que el sector exportador «ofrecía ayer sobre Bahía Blanca US$ 207 por tonelada, trigos con ph 78, 11% de proteína y entrega y pago en marzo y en abril».

La Oncca autorizó ROE Verdes por 99.587 toneladas de trigo, mientras que el Ministerio de Agricultura fijó el FAS teórico en 864 pesos.

Fuente: lanacion

Por Marta

Deja una respuesta