Una semana después de que fuera definitivamente aprobada por el Parlamento francés, la reforma del sistema previsional continúa generando protestas en Francia. Hoy, manifestaciones espontáneas perturbaron el acceso a varios aeropuertos y camioneros bloquearon rutas, a sólo dos días de una nueva movilización nacional. Los aeropuertos de París, Toulouse, Nantes fueron escenarios esta mañana de manifestaciones espontáneas de empleados del sector aeronáutico y estudiantes, quienes bloquearon las rutas de acceso a las terminales aéreas. Estudiantes manifestaron por las calles de Lyon, ciudad que hace dos semanas se convirtiera durante tres días en escenario de violentos enfentamientos entre jóvenes y policías. Asimismo, cuatro federaciones sindicales de transporte anunciaron que decenas de rutas francesas fueron bloqueadas por camioneros en los denominados «operativos caracol», que implica la circulación a baja velocidad para entorpecer el tráfico en el ultimo dia de las vacaciones escolares de otoño. La semana pasada, el controvertido proyecto de ley, que eleva la edad necesaria para jubilarse de 60 a 62 años y de 65 a 67 años para quienes no hayan realizado los aportes necesarios, fue definitivamente aprobado por el Parlamento y sólo falta que el presidente, Nicolas Sarkozy, la promulgue la semana próxima. El voto del proyecto de ley no cambia nada y la perspectiva de la promulgación no parece afectar la movilización, por eso hay que fijar nuevas jornadas de acción, aseguró a la radio France Inter la secretaria general de la Federación Sindical de Trabajadores (FSU), Bernadette Groison. Las centrales sindicales convocaron para el sábado a una nueva movilización nacional contra la reforma del sistema de pensiones, al tiempo que esta tarde los ocho sindicatos franceses discutieron sobre los nuevos pasos a seguir y programaron nuevas jornadas de protesta. La ultima jornada de huelga y protesta tuvo lugar el 28 de octubre, un día después del voto definitivo del Parlamento, y estuvo marcada por una considerable baja en la movilización. En tanto, los movimientos de huelga indefinida finalizaron esta semana en la enorme mayoría de los sectores. En las refinerías de combustible, el sector más importante del movimiento de protesta, las últimas asambleas generales determinaron el regreso al trabajo. Los 15 días de huelga en las 12 refinerías francesas le habrían costado al Estado 230 millones de euros, según informó hoy la Unión Francesa de Industrias Petroleras (UFIP).

Fuente: Telam

Por Marta

Deja una respuesta