MÉXICO, DF (apro).- A tres días de la fecha límite fijada por el presidente de Nigeria Muhammadu Buhari para acabar con los extremistas, el grupo miliciano Boko Haram provocó una ola de atentados en el norte del país que dejó como saldo al menos 60 muertos y decenas de heridos.

De acuerdo con reportes de agencias internacionales, el grupo armado irrumpió en la madrugada de este lunes en Maiduguri, al nororiente del país, con granadas lanzadas por cohetes contra viviendas y comercios. Además, protagonizó un doble atentado suicida en una mezquita llena de fieles y detonó autos bomba.

Según habitantes del poblado –el mismo donde nació Haram–, desde tres camiones en los que viajaban los extremistas dispararon indiscriminadamente contra la población de cuatro zonas residenciales de la aldea de Dawari.

La edición electrónica del diario The Guardian Nigeria informó que dos mujeres suicidas detonaron explosivos en las puertas de una mezquita y provocaron la muerte de unas 40 personas y unos 90 lesionados.

De acuerdo con testigos, la situación en varias zonas de Maiduguri, capital del estado de Borno, está fuera de control desde la tarde del domingo.

Los ataques alcanzaron hasta a la familia de la autoridad del suburbio Dawari, quien informó que entre las víctimas mortales estaban 10 de sus hijos.

La ofensiva de Boko Haram contra Maiduguri comenzó el domingo por la tarde, cuando pistoleros del grupo islamista que avanzaban hacia la ciudad fueron repelidos a tiros por el ejército, según un reporte de la agencia EFE.

“Desde la pasada noche los vecinos hemos encontrado varias bombas sin detonar (en Maiduguri), que creemos que han sido colocadas por militantes de Boko Haram”, dijo al Premium Times un residente de la capital del estado de Borno, según el despacho de la agencia.

“Estamos en una situación de asedio y no sabemos cuántas de esas bombas han sido colocadas o mujeres suicidas pueden atentar”, agregó el vecino de Maiduguri.
El teniente general Tukur Buratai, jefe de Estado Mayor del Ejército, confirmó que 60 personas murieron en las últimas 24 horas por los atentados en Dawari, Ahmed Bala y Umar Ibrahim.

No obstante, agregó que las tropas nigerianas han “interceptado y destruido” a los milicianos de Boko Haram que perpetraron los ataques.

La ola de ataques se presentó a sólo tres días de que se cumpla la fecha impuesta por el presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, para terminar con el grupo islamista. En esta misma semana, el mandatario aseguró que “técnicamente” el Ejército nigeriano había derrotado a los yihadistas.

Fuente: Proceso.com.mx