Claribel Medina iniciará esta tarde su tercera temporada al frente del programa Cuestión de peso. «Somos testigos de un cambio de vida», define.

Un tazón de café con leche y una bandeja repleta de medialunas. Claribel Medina ofrece un generoso desayuno para iniciar un día de agenda completa de actividades. «¡Todavía no me enteré de que estoy trabajando!», expresa entre risas. «Aún estoy de vacaciones en Puerto Rico. Mejor caer de a poco y no de a cachetazos», se alienta a sí misma.
El 9 de enero hizo el último programa de Cuestión de peso, armó valijas, se fue a su país natal y ni bien aterrizó, la sorprendieron con la fecha de lanzamiento de la sexta temporada de Cuestión de peso que comienza hoy a las 16:30 por El Trece.

«Estaba muy cansada y hacía mucho que no hacía vacaciones largas de descanso. Volví cargada de alegría, energía y tranquilidad. Vamos a ver qué pasa con esta temporada. Estoy contenta de salir al aire», anuncia.

El 22 de febrero (a una semana de la renuncia de Florencia Peña de Dale, la tarde!, y al día siguiente de la noticia del pase de Tinelli), se realizó el casting entre mil aspirantes, donde se seleccionaron los nuevos concursantes. «A diferencia de otros años, hay una cantidad de participantes muy comprometidos, con ganas de cambiar desde otro lugar. A veces te encontrás con gente muy depresiva y deprimida por su situación. En esta temporada hay mucha alegría porque vuelve el programa; cuando nos fuimos del aire lo hicimos con una incertidumbre de cómo iba a avanzar el aire, si iba a ser en marzo o en abril.»

–El concurso tiene un objetivo ligado a la salud, pero a la vez es un programa que debe cumplir las expectativas de todo producto televisivo. ¿Cómo conviven el show y el servicio?
–El entretenimiento está en las actividades de grupo que se hacen fuera del programa. Cuando comienza la temporada, ellos se despiden de la comida y hacemos la última comilona. Esos segmentos se utilizan como parte del show. Luego está el grupo: empiezan las alianzas, los que son líderes naturales y los que tienen miedos. Pero la realidad es que hay un panel médico que los guía y después tenés lo obligatorio del concurso que les exige bajar. Hay partes de show y consejo, las chicas de natación por ejemplo, luego las alianzas y divisiones del grupo, son parte del espectáculo, pero al final hay una intervención clínica donde se plantean las conductas que hay que cambiar para tener mejor calidad de vida.

–¿Pero entonces pueden abstraerse del mercado televisivo? ¿Hay una base de rating que tienen que lograr?
–Soy un bicho raro con respecto a esto. No miro ni pido los números del rating. Yo hago un programa porque me gusta o no. También he hecho cosas de las que no estuve orgullosa. El rating puede convertirse en el eje de tu vida y eso no lo quiero para mí. Lo tuve claro desde chica, elegí viajar a Nueva York para estudiar cuando podía protagonizar una novela, y sin embargo elegí estudiar. Hago un programa porque me gusta y esa locura del rating les pertenece a los que cobran por eso. Por supuesto que si mi programa no mide me voy a tener que ir y esperar el próximo proyecto, pero si dependo de eso no hay salud, ni felicidad. Hago un programa porque me llena, cuando termina vuelvo a mi casa a compartir con mis hijas, el rating no domina mi vida.

El regreso de Cuestión de peso reduce la emisión de Dale! La tarde, que hasta el viernes iba de lunes a viernes de 14:30 a 18 horas. Desde hoy, el ciclo producido por Endemol que impulsó la ley de obesidad, sancionada en 2008, ocupará el espacio de 16:30 a 18:30, cuando comience también en nuevo horario, a todo o nada.

Ajena a las razones que adelantan estrenos, achican horarios o mueven la grilla de programación de El Trece, Claribel Medina tiene su manera de vivir su rol de conductora sin enredarse en sólo medir el resultado de su trabajo por el número que consiguió. «Como profesional, me tengo que ocupar de lo que sirve o no. Si entiendo que mi programa estuvo flojo, soy la primera en plantear los errores a la producción. Nos reunimos ni bien termina el programa y hacemos promedios y analizamos. Esto es un trabajo de día por día en cuanto a la actitud de los participantes. Vemos qué orden tuvo, cuál fue mi actitud, cuánto duró cada segmento y qué interesó. Tengo la suerte de estar acompañada por productores con capacidad de análisis. Todos los días vemos qué podemos mejorar, así es para mí el trabajo del conductor. Estar detrás de un número es una enfermedad.»

–¿Cómo encarás el comienzo? El formato y al panel lo conocés, pero los participantes son nuevos.
–El programa es parecido a la entrada de un personaje nuevo. La estructura es la misma pero las historias son nuevas. Esta el bueno, el malo, el cómico, los participantes van transitando emociones. Son doce personas que no conozco y tengo que ganar su confianza. No se puede ser invasivo, porque cada persona tiene sus miedos y ellos tampoco saben con quién se van a enfrentar. Al principio hay como un estado de silencio, hasta que el participante se relaja y cuenta cosas. En general, les pido que escriban unas cartas para ellos y no para mí, donde expresen cuál es su sueño para el final de la temporada. Ellos exponen el porqué de su ingreso en Cuestión de peso y su deseo de bajar de peso, y eso ya los pone en otro estado, permite que se relajen antes de que se les realicen preguntas. Y ahí me quedo, no me gusta invadirlos, entiendo que hay gente que se entrega en la desesperación y gente que decide guardar sus miedos y ser más discretos.

Esta será la tercera temporada que Claribel Medina conduce Cuestión de peso (en las anteriores estuvo Andrea Politti). Actriz y también cantante, comenzó como conductora en Pasapalabra, en 2002, por Azul Televisión. «Era un programa muy difícil pero muy divertido. Después seguí con la ficción hasta que cayó una propuesta que era de casamientos, Solas y Solos, con Endemol en 2008.»

–Hasta que en el 2010 te ofrecen Cuestión de peso…
–Sí. La idea del programa siempre me gustó. Es un programa basado en un compromiso social, por eso me gusta hacerlo. Me da un espacio creativo relacionado con la música. Estoy feliz por hacer un programa que amo y que tiene que ver con una obra social más allá de ser un reality. El programa cumple con un cometido importante. Ves mucha gente «operada» mentalmente, y somos testigos de esa transformación. Somos testigos de las tristezas, de cuando se sienten avasallados por la dieta y de cuando están felices. Somos testigos de un cambio de vida que alentamos a hacer. Cada caso es un mundo porque son todos casos extremos.

–¿Te encariñás con los participantes?
–Sí. ¿Sabés que sí? Termino siendo como la vecina que se encuentra en el supermercado y habla con todos. Con algunos me sale la madraza también. El día que hicimos el casting, por ejemplo, había uno comiendo galletitas y lo reté, le dije: «¡Eh! ¿Qué hacemos con ésas galletitas?»

–A partir del programa, ¿te volviste una consultora de dietas entre tus amigas? ¿Cambiaste hábitos alimenticios?
–Sí, cambié un montón. Pero no entro en la enfermedad de vivir a dieta. La comida portorriqueña es más pesada. En el programa hay un equipo de especialistas con los que fui aprendiendo muchas cosas al revisar lo que consumimos. No soy de comer mucho delivery y trato de cocinar sano. «

Las gardenias: «convertí en música una historia de vida, de contar el desarraigo con mucho humor»
En clave musical. Desde el 2011, Claribel Medina impulsó la formación de Las Gardenias, una banda de mujeres con un repertorio de bolero, tango, salsa, guaracha y bomba. Su voz es sostenida junto a la interpretación de piano y acordeón de Mariana Acosta, Luciana Bianucci en saxo, violín y flauta traversa, Natalia Galik, en percusión y Cecilia Gardos Carro, contrabajo.
«El proyecto se generó en función de contar el desarraigo. Caí que llevaba viviendo 23 años en la Argentina y 23 en Puerto Rico, entonces empecé con hacer un recuento de cuáles fueron los momentos buenos y malos, qué fue distinto de mi crianza al nacimiento de mis hijas. Convertí una historia de vida, con mucho humor, en música.»

La banda hace shows privados, tiene planeado volver al Gargantúa, posiblemente dos noches por semana desde abril, y repetir la experiencia de convertir la casa de Claribel en un café concert.

«Ya hicimos como seis presentaciones acá mismo: sacamos los muebles, ponemos almohadones y alfombras. Esto se convierte en una barra y café concert. Nosotras mismas cocinamos, servimos y cantamos», cuenta entusiasmada con la satisfacción de la experiencia. «Hemos recibido a más de cien personas en mi casa; por supuesto que es una convocatoria restringida, se hace una lista. Y hasta hago un trabajo de funciones de teatro también aquí, en mi casa. El mismo espacio donde estamos sentadas se convierte en un teatro y a veces uso también la casa de al lado que está a mi cuidado.»

Organizadas en cooperativa, Claribel tiene dos proyectos teatrales para realizar: «Una adaptación de Aura, de Carlos Fuentes y Bypass, de un director y autor portorriqueño que se llama Jacobo Morales que dirigió una película en la que yo actué, Lo que le pasó a Santiago, que fue nominada al Oscar.

Participantes nuevos y también viejos conocidos
Kilos y operaciones. Desde hoy, se presentarán once participantes nuevos, y el duodécimo lugar se definirá entre cuatro concursantes de la temporada pasada. Ellos son Day Soria, Gustavo Zorrilla, Facundo Echeverría y Walter D’Alessandro. “Dos ingresaron en el mes de noviembre y dos en diciembre, por eso tienen esta nueva oportunidad”, aclara la conductora.
El gran ganador del 2012 fue Gastón «Retutu» Villegas que bajó más de 130 kilos. En total, el año pasado se bajaron 800 kilogramos, hubo 7 altas y 9 operaciones. “De la temporada del año pasado hay muchos participantes que han mantenido su peso, no volvieron a caer y eso es muy importante porque consiguieron el cambio interno, ¡y sin operarse.!”, destaca Claribel.

El staff, la patrulla saludable
Como desde la primera temporada de Cuestión de peso, Claribel Medina está acompañada por un grupo de especialistas encabezado por el doctor Alberto Cormillot.

El equipo se completa con el Dr. Adrián Cormillot, la doctora Gabriela Fedele, la licenciada en Psicología Valeria Luski, el licenciado en Nutrición Diego Sívori y el licenciado Sergio Verón (entrenador físico). Además del staff médico, Silvina Escudero sigue a cargo de las clases de baile.

Estreno
¿CUÁNDO?

La nueva temporada de Cuestión de peso arranca esta tarde, a las 16:30 horas, por El Trece.

Nota de Tiempo Argentino