Luisa Estella Morales, presidente del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela, dijo que el sistema electoral es automatizado y que no se audita mediante las papeletas de votación. (?) El candidato presidencial y gobernador de Miranda, Henrique Capriles, aseguró que la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia, «desconoce la realidad del proceso electoral» al decir que no puede hacerse el recuento manual de 100% de los votos. «Además adelanta una opinión, eso quiere decir que a futuro, la presidenta del TSJ no podría estar en una causa que decidamos llevar nosotros adelante, si así lo decidiéramos», agregó Capriles, quien dijo que eso es preocupante. El Gobierno estadounidense no ha decidido si reconocerá a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela, dijo el secretario de Estado John Kerry, quien aclaró que dependerá de la resolución de la disputa sobre un recuento de los votos de la elección.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). «Imposible», así respondió la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia, Luisa Estella Morales Lamuño, a la pregunta acerca de la posibilidad de contar manualmente 100% de las papeletas de votación de los comicios presidenciales del domingo 14/04.

“En Venezuela el sistema electoral es absolutamente sistematizado, de modo pues que el conteo manual no existe. Los sistemas no se auditan a través de las papeletas, sino a través del sistema. Entonces son auditorías y no conteos manuales”, dijo.

Morales indicó que la auditoría de 54% de las actas de votación –cifra que calificó de exagerada– ya fue efectuada por el Consejo Nacional Electoral. Aseveró que ese es el mecanismo que certifica la legalidad y la confiabilidad del sistema electoral automatizado.

“Cuando vamos a pedir un imposible, cuando vamos a solicitar que se haga un conteo manual a pesar de que el sistema es el que refleja nuestro voto, indudablemente que estamos incitando a que se comience una lucha de calle sin fin”, dijo.

Con estas respuestas Morales, que preside la Sala Constitucional, adelantó su opinión legal con respecto al asunto de las papeletas. Esto a pesar de que forma parte de los magistrados que deben dar respuesta al recurso de amparo, en el que se pidió suspender la juramentación del presidente Nicolás Maduro hasta que se cuenten todas las papeletas, así como cualquier otro que pueda ser presentado ante esa instancia.

Morales afirmó que la opción legal que tienen quienes quedaron inconformes con el resultado electoral es acudir ante el TSJ.

“Mal se puede ir en contra del órgano electoral, cuando el competente es la Sala Electoral y por vía extraordinaria la Sala Constitucional”, dijo.

Aseveró que quienes llamaron al conteo de 100% de los votos engañaron al pueblo. Al preguntársele si en ese mismo engaño había incurrido Maduro, cuando el domingo él mismo pidió que se contaran las papeletas, respondió: “Cuando el presidente Maduro también habló de que sí iría al conteo lo dijo en un contexto muy diferente y ustedes periodistas que son suspicaces saben muy bien que fueron dos situaciones diferentes porque mal puede el que se declaró por el CNE como vencedor llamar a manifestaciones de calle”.

La magistrada aseguró que si la diferencia de sufragios hubiera favorecido a la oposición, su criterio sería el mismo. “Les diría: si no están conformes vayan a los órganos jurisdiccionales y reclamen”, dijo.

Negó que el Poder Judicial orqueste un plan para perseguir a Leopoldo López y a Henrique Capriles Radonski. “Eso sí, si yo considero que uno de mis actos ha causado daño, por supuesto que debo asumir conscientemente esa responsabilidad, no culpar a los demás diciendo que hay un plan”.

Informó que el TSJ no ha recibido ninguna solicitud de antejuicio de mérito contra Capriles, a raíz de la pregunta sobre una supuesta orden de captura en su contra.

Sala Electoral

Jhannett Madriz Sotillo, presidenta de la Sala Electoral, hizo llegar a los medios que asistieron a la convocatoria un documento titulado “Aspectos generales sobre la auditoría o verificación ciudadana”.

“El término conteo manual es una expresión que no se corresponde con los procesos automatizados. En nuestra legislación electoral sólo se hace referencia al conteo manual cuando en alguna mesa no se ha utilizado el sistema automatizado o en el caso del proceso de la votación en el extranjero”, se indica en el texto.

“Al no estar establecido en la ley otro modo de verificación ciudadana después del cierre, el Poder Electoral no puede realizarla”, se advierte en las consideraciones que entregó quien preside la sala que está llamada a resolver asuntos sobre esta naturaleza y quien está obligada a no adelantar opinión al respecto.

Capriles

El candidato presidencial y gobernador de Miranda, Henrique Capriles, aseguró que la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia, «desconoce la realidad del proceso electoral» al decir que no puede hacerse el recuento manual de 100% de los votos.

«Además adelanta una opinión, eso quiere decir que a futuro, la presidenta del TSJ no podría estar en una causa que decidamos llevar nosotros adelante, si así lo decidiéramos», agregó Capriles, quien dijo que eso es preocupante.

Reiteró que las «cabezas» de las instituciones del Estado no hablan desde «una independencia y de respeto a la Constitución». «Cada una de las cabezas de las instituciones vienen de una militancia política, del partido de Gobierno. A uno le tiene que preocupar que estas personas den declaraciones desde el punto de vista político», manifestó.

Aseveró que reconocerá los resultados que arrojen las auditorías y saldría a decirle a sus seguidores: «así es la democracia». Además, rechazó todas las acciones de violencia que, «de ser ciertas», denucia el Gobierno Nacional.

«Solo una mente enferma quemaría un centro de salud», dijo. Añadió que el Gobierno hasta el momento no ha presentado pruebas y los acusó de querer montar una agenda diferente a la pacífica para desviar la atención de los venezolanos.

Expresó que no se conoce «a ciencia cierta» de cuántas personas están detenidas por protestar. Sobre la acusación que ha hecho Nicolás Maduro en su contra sobre los muertos por violencia de los últimos días, Capriles dijo: «esa es una acusación irresponsable de una persona que no calza en el cargo de Presidente».

Señaló que no caerá en el terreno de la irresponsabilidad y que si se van a atribuir responsabilidades por la violencia en Venezuela, «en los hombros de Nicolás Maduro recaen más de cuatro mil muertos» que se han registrado desde el pasado mes de diciembre.

Indicó que en los próximos días anunciará las acciones de protesta que seguirán, siempre bajo la premisa de la paz. «Hay maneras de protestar, se han escuchado fuertes cacerolazos (…) lo que nunca podemos pisar es el peine de la violencia y eso es lo que quiere el Gobierno», dijo.

Recordó que el pasado domingo, a pesar de los resultados anunciados, la oposición obtuvo una victoria al demostrar que en el país no hay mayoría, sino dos mitades.

«El grupito de enchufados son los que se quieren mantener ahí», acusó Capriles sobre la actitud del presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, al negarle la palabra a parlamentarios de oposición.

Aseguró que está dispuesto al diálogo, pero «no en una oficina con un grupito». Destacó que en el oficialismo «no hay liderazgo y por eso hay radicalización de discurso».

Recordó que el pasado 7 de octubre, cuando supo los resultados salió a reconocerlos, a pesar de las críticas de sus seguidores. «Yo dije, más allá de las irregularidades que nos han denunciado, esos números no dan para ganar», narró.

Sobre la intención de desconocerlo como Gobernador de Miranda, Capriles dijo que solo puede llegarse a ese cargo con votos y solo se puede salir de allí cuando se cumple el periodo o cuando se llama a un proceso revocatorio, al cumplirse la mitad del periodo.

Criticó la posición de países como Argentina y emplazó a su presidenta Cristina Fernández a pagarle la deuda a Venezuela. «Pareciera que algunos están cuidando que la chequera siga activa (…) Los amigos no se compran», acotó.

Llamó a los líderes de Unasur que se reunirán este jueves a apoyar su solicitud y aclaró que no los llama a «desconocer al Gobierno». Dijo que toda declaración del mundo que pida el recuento de votos, no es injerencia y que así fuera él lo rechazaría.

Enfatizó que él no es de pactos: «A mí no me entregaron una silla ni por un decreto me dieron la candidatura».

Dejó claro que hará todo para que «el juego lo gane Venezuela».

No a Maduro

El Gobierno estadounidense no ha decidido si reconocerá a Nicolás Maduro como presidente de Venezuela, dijo el secretario de Estado, John Kerry, quien aclaró que dependerá de la resolución de la disputa sobre un recuento de los votos de la elección.

«Esa evalución tiene que hacerse y yo no la he hecho», dijo ante la comisón de asuntos internacionales de la Cámara de Representantes, al ser consultado sobre si Washington reconocería los resultados de la elección del domingo que fueron cuestionados por la oposición venezolana, resaltó Reuters.

«Creemos que es aconsejable que haya un recuento», dijo Kerry a los legisladores.

El líder de la oposición venezolana Henrique Capriles ha pedido una revisión después de que los resultados oficiales le dieron un estrecho triunfo a Maduro, el sucesor elegido por el fallecido líder socialista Hugo Chávez.

Kerry advirtió que su país tendrá «preguntas serias» si determina que hubo irregularidades en las elecciones del domingo, añadió la agencia española Efe.

«Debe haber un recuento», aseguró Kerry y advirtió además de que, si Estados Unidos comprueba que hubo «enormes irregularidades» en el proceso electoral, como denuncia la oposición, hará «preguntas serias al respecto».

El titular del Departamento de Estado consideró «muy dudoso» que Estados Unidos envíe una delegación a la toma de posesión de Maduro, prevista para este viernes, dadas las «circunstancias debatibles» en las que se produce.

Kerry aseguró que «originalmente, Maduro dijo que apoyaba la idea del recuento», y más tarde el Consejo Nacional Electoral (CNE) decidió proclamarle ganador de los comicios.

«Otros países y la OEA (Organización de Estados Americanos) han pedido también un recuento, así que veremos qué ocurre», señaló.

Maduro se impuso por 272.865 votos de ventaja sobre el candidato opositor, Henrique Capriles, en las elecciones del domingo, con un respaldo del 50,78%, 1,83 puntos porcentuales más que su rival, que logró un 48,95%.

La congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen urgió a Kerry en la audiencia a no legitimar «las destructivas y corruptas políticas de alguien fiel al chavismo», en referencia a Maduro.

«Estados Unidos no debe reconocer (a Maduro) hasta que se complete un recuento y una auditoría completos y transparentes», señaló la legisladora de origen cubano.

Fuente: Urgente24