El primer ministro israelí, Benjamin Netayahu, anunció ayer la convocatoria de elecciones anticipadas, adelantando así la cita electoral un año antes de lo previsto.
“No voy a permitir una larga campaña electoral de 18 meses, lo que podría dañar al país. Es preferible tener una campaña electoral breve que pueda restablecer rápidamente la estabilidad en el sistema político”, dijo.

Netanyahu no adelantó una fecha concreta para los comicios, pero su partido Likud negoció el miércoles con las otras facciones en el Parlamento que sería el 4 de septiembre. Los analistas calculan que la disolución de las cámaras se producirá la semana que arranca hoy.

La convocatoria de elecciones anticipadas se produce en medio de crecientes tensiones políticas internas en Israel. En el centro de la discusión se encuentra una ley que hasta ahora ha permitido a miles de judíos ultraortodoxos evitar el servicio militar.

El Tribunal Supremo israelí declaró en febrero que dicha ley atenta contra el principio de igualdad y que debe por ello ser cambiada antes de agosto.

El ministro de Relaciones Exteriores, el ultraderechista Avigdor Lieberman, lucha para que todos los israelíes sin excepción hagan el servicio militar o el servicio social sustitutorio. Lieberman amenazó a Netanyahu con que su partido Israel Beitenu se saldría de la coalición si la ley no se modifica siguiendo la orden del tribunal.

Por el contrario, otros partidos religiosos que integran la coalición liderada por Netanyahu rechazan rotundamente un cambio en la ley.

Mientras hacía el anuncio en Tel Aviv, Netanyahu ya estaba abriendo la campaña electoral. El conservador de 62 años, como de costumbre, dirigió sus ataques contra Irán. La cúpula iraní intenta confundir al mundo, dijo. “No vamos a rebajar la presión hasta que la amenaza haya desaparecido”, dijo.

Sobre el conflicto con los palestinos, Netanyahu dijo que Israel, bajo su dirección, seguirá buscando una solución pacífica regulada.

El gobierno derechista de Netanyahu dispone de 66 de los 120 diputados de la Kneset. Dentro de la coalición, 16 parlamentarios pertenecen a los partidos ultraortodoxos Shas y Judaísmo Unido de la Torá. Según los sondeos más recientes, Netanyahu no tiene en estos momentos ningún rival verdadero y su partido podría llevarse una cuarta parte de los 120 escaños parlamentarios.

Una victoria para Netanyahu, dos meses antes de las elecciones en USA, es vista ampliamente como una forma de otorgar al líder de derecha una postura más sólida ante el presidente estadounidense, Barack Obama, sobre temas palestinos e iraníes, mientras el gobernante demócrata está ocupado con su propia contienda para quedarse otro periodo en la Casa Blanca.

Netanyahu y Obama tienen una tormentosa relación y el líder israelí ha estado bajo presión de Washington para no tomar acciones militares unilaterales contra las instalaciones de enriquecimiento de uranio de Irán, que Tel Aviv sospecha son parte de un proyecto para producir armas nucleares.

Irán dice que su programa nuclear es puramente civil. Se cree que Israel tiene el único arsenal nuclear de todo Medio Oriente.

Acusaciones contra Israel

Israel es el único país que ha amenazado con sumir a todo el planeta en “un ‘Armagedón’ nuclear” si algo pone en peligro su existencia, declaró Mark Glenn del movimiento de la Solidaridad de la Medialuna y la Cruz en una entrevista concedida a Press TV iraní.

“Actualmente no existe otro país en el mundo que prácticamente ha dicho esto: ‘Si tenemos que dejar de existir, nos llevaremos a todo el mundo con nosotros”, señaló Glenn.

El experto apuntó que Martin Van Creveld, un prominente historiador militar israelí, en su momento había declarado que el país hebreo tiene grandes ambiciones nucleares reconociendo que Tel Aviv dispone de varios centenares de ojivas nucleares y misiles que apuntan en todas las direcciones. Asimismo el profesor afirmó que Israel no dudará en acabar con todo el planeta antes de que el país hebreo deje de existir.

Glenn lamentó el hecho de que la amenaza nuclear israelí esté allí, mientras que Tel Aviv está manteniendo una guerra mediática para acusar a otros países de desarrollar programas nucleares que tienen fines militares.

Existe la opinión de que en realidad Israel es el único estado de Oriente Medio que tiene armas nucleares. El país hebreo empezó a construir su primera planta de enriquecimiento de uranio y plutonio, Dimona, en 1958.

Jimmy Carter, que fue presidente de USA entre 1977 y 1981, afirmó que Israel tiene un arsenal nuclear compuesto por entre 200 y 300 ojivas. Con el transcurso de los años se obtuvieron otras pruebas que indican que Israel dispone de armas nucleares.

Por su parte, las autoridades del país hebreo no confirman ni desmienten esta información. Al mismo tiempo Israel se ha negado a unirse al Tratado de No Proliferación Nuclear.

Irán podría elaborar una bomba atómica en 60 días, según ha advertido el ministro de Defensa de Israel en vísperas de la nueva ronda de negociaciones con el sexteto de países mediadores que discutirán el programa nuclear de la República Islámica.

Pese a que la comunidad internacional trata de encontrar una salida pacífica al conflicto, numerosos informes militares demuestran que miles de soldados estadounidenses están cada vez más cerca de Irán que insiste en el carácter pacífico de su programa nuclear.

Fuente: Urgente24

Deja una respuesta