El Banco de Inversiones y Comercio Exterior (BICE) abrirá una sucursal en el NEA, para financiar proyectos de infraestructura productiva. En el NEA (por ahora) no habrá un Consejo de Gobernadores como en el NOA, sólo será de ministros.
Directivos del Banco de Inversiones y Comercio Exterior (BICE), anunciaron ayer en Resistencia (Chaco), la apertura de una oficina en una capital del NEA y acordaron con los gobiernos identificar los proyectos de inversiones relacionados a la infraestructura productiva para ser financiados por la entidad.

Concretamente, la idea es hacer un banco de proyectos del NEA, para darle competitividad a los complejos productivos regionales. Algunos de esos proyectos podrán ser financiados por el BICE y otros podrán tener financiamiento externo a través de la promoción del NEA que hará la Cancillería en el exterior.

El encuentro fue abierto por el gobernador Jorge Capitanich, quien dio la bienvenida al titular del BICE, Mauro Alem, y a los ministros de la Producción Enrique Orban (Chaco), Jorge Vara y Enrique Vaz Torres (Corrientes); Raúl Quintana (Formosa) y Sergio Conde (Misiones).

Al hacer uso de la palabra, Capitanich fue claro y contundente al describir la realidad regional, “ya sabemos cuáles son nuestras debilidades” y resumió: “Todo lo que consume la región lo importa de otras provincias”. Al respecto explicó, “La actividad económica de la región se sustenta con los aportes de la Nación, que a través de los sueldos estatales se transfieren a la población, que a su vez lo destina al consumo de artículos que importamos de otras provincias”. “Conclusión, el dinero entra por una puerta y sale por otra, sin posibilidad de que se pueda generar ahorro genuino”.

«Tenemos que romper con éste círculo vicioso que en este plano condena a las provincias de la región al subdesarrollo. Una de las herramientas para resolver estos problemas es bajar los costos sistémicos logísticos».

No obstante, recordó que las provincias de la región comparten varios complejos productivos en los que se podrían definir trabajos conjuntos, tales como el forestal, el turístico, arrocero, cárnico, textil, etc.

Los ministros analizaron alternativas de financiamiento para la integración productiva, comercial y turística tendiente a contrarrestar las debilidades y optimizar las fortalezas y virtudes provinciales dentro de la región.

Alem, a su turno, explicó que el BICE es una herramienta del Gobierno Nacional para el desarrollo de proyectos de inversión que puedan modificar el perfil productivo y generar un gran impacto en la producción e industria provincial y regional.

El presidente de la entidad financiera dijo que el objetivo de este primer encuentro es articular las potencialidades de la región a través del financiamiento a mediano y largo plazo para lograr mayor competitividad regional.

El BICE debe conocer las necesidades de financiamiento de largo plazo en proyectos estratégicos de infraestructura productiva en áreas de energía y parques industriales, para obtener créditos de largo plazo y atraer inversiones, explicó Alem a los ministros de producción del NEA.

La idea es acordar un plan de trabajo para promover inversiones en el NEA, además de identificar obras regionales y plantear esquemas de financiamiento.

Además, el BICE propone mejorar el ambiente de negocios y lograr la cooperación entre los gobiernos de la región constituyendo un organismo como el Consejo de Gobernadores que se constituyó en el NOA, o en su defecto un Consejo de Ministros y la Agencia de de Desarrollo Regional del NEA, que ya está funcionando.

“Tenemos que poder pensar como vender, ya no una provincia, no un sector, sino una región”, dijo Alem, tras una breve presentación institucional del BICE, la explicación de sus experiencias en alianzas estratégicas vigentes con gobiernos provinciales/sector privado/sector financiero, y sus líneas de crédito e incentivos para la inversión a largo plazo.

El propósito del BICE y de Cancillería, es precisamente identificar los proyectos estratégicos de la región a fin de avanzar con el apoyo del Banco con financiamiento a partir de créditos de largo plazo, de modo tal que se conforme una estrategia de desarrollo regional que permita promocionar el NEA internacionalmente.

Al hacer uso de la palabra, los ministros coincidieron en la necesidad de trabajar en una estrategia de promoción regional; para lo cual los funcionarios provinciales se comprometieron a presentar sus proyectos estratégicos que sean factibles de ser financiados por el BICE, cundo los directivos de la entidad visiten cada una de las provincias.

Los funcionarios correntinos aprovecharon también la presencia nacional para poner sobre la mesa algunas necesidades de la provincia, y la región, que afectan directamente la posibilidad de desarrollo. “Nosotros pagamos un impuesto a la distancia”, dijo Vaz Torres y explicó las asimetrías “tributarias, económicas, institucionales y políticas” que sufren provincias como Corrientes.

El ministro de Producción del Chaco resaltó la necesidad de definir puntos en común en la región. Su par formoseño planteó el “déficit en generación de empresas”, mientras que el ministro misionero solicitó atender también la necesidad de nuevos pasos fronterizos, puntualmente nuevos puntos de contacto con Brasil.

Cabe recordar que en el NOA, donde la base de acuerdos políticos y la visión regional es más sólida, las provincias lograron armar y lanzar el Consejo de Gobernadores, que impulsará al Banco de Proyectos que manejará la Agencia Regional de Inversiones del NOA.

Ese atraso se vio reflejado en las decisiones que se tomaron ayer en Resistencia, donde se hablo de la posibilidad de avanzar sólo en un Consejo de Ministros de Producción. Aunque no se dijo oficialmente, es probable que la sucursal del BICE en el NEA se asiente en la ciudad de Resistencia.
Fuente: misionesonline

Por Marta

Deja una respuesta