El operador de bolsa alemán Deutsche Börse ha llegado a un acuerdo para comprar el NYSE Euronext, con lo que se formará la mayor compañía del sector con ingresos netos anuales por US$ 5.400 millones y un valor de US$ 25.500 millones.
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). No han pasado aún 70 años desde la implementación por USA del Plan Marshall cuyo objetivo primario era reconstruir Europa sin humillar a los vencidos para que se de la muy singular situación hoy evidenciada: una bolsa de valores alemana compra nada mas y nada menos que la pata europea del New York Stock Exchange, la plaza bursátil más importante de USA y del mundo.

El operador de bolsa alemán Deutsche Börse ha llegado a un acuerdo para comprar el NYSE Euronext, con lo que se formará la mayor compañía del sector con ingresos netos anuales por US$ 5.400 millones y un valor de US$ 25.500 millones según se ha anunciado este martes (15/02).

La nueva empresa resultante estará controlada por un 60% por los accionistas de la germana y en un 40% por los de la firma estadounidense. El consejo de administración estará formado por 7 miembros del NYSE y 10 de la Börse por lo que el predominio germánico es innegable.

«Esta combinación creará un valor significativo para todos los implicados al unir a dos de los operadores más respetados y exitosos a nivel mundial», destacó el consejero delegado de Deutsche Boerse, Reto Francioni.

Por su parte, su homólogo en NYSE Euronext, Duncan Niederauer, destacó que «la creciente globalización e interconexión de los mercados de capitales y la creciente presencia de plataformas alternativas de negociación que operan con menos transparencia y exigencias regulatorias posicionarán a la nueva compañía como un actor global bien situado para encabezar la fortaleza a largo plazo y la competitividad de los mercados transparentes y regulados».

La transacción:

La transacción se estructurará bajo una nueva sociedad holding, que cotizará en Francfort, Nueva York y París. Así, NYSE Euronext se fusionará con una filial estadounidense de esta nueva sociedad con una ecuación de canje de una acción del operador estadounidense por cada 0,4700 títulos de la nueva entidad, mientras que Deutsche Boerse será adquirida por dicha nueva sociedad mediante una oferta de intercambio de acciones.

En el cambio de títulos se ha acordado que cada acción de la nueva compañía se cambiará por una de Deutsche Börse, mientras que cada una del índice norteamericano se convertirán en 0,7 de la fusionada.

Bajo el acuerdo alcanzado, la compañía contará con una doble sede en Francfort y Nueva York y un único consejo de administración. Reto Francioni será el presidente de la nueva entidad, mientras que Duncan Niederauer será el CEO.

Se espera que la combinación de ambas firmas permita ahorrar costes por importe anual de unos € 300 millones, así como sinergias anuales de ingresos de al menos € 100 millones.

Reacciones bursátiles

Tras el anuncio, las acciones de NYSE Euronext han vuelto a cotizar y caen más de un 5% frente a la subida del 5,63% que registraban antes de ser suspendidas. Mientras tanto Deutsche Börse, que ha seguido operando con normalidad, cede un 1%. Mientras tanto el Ibex 35 sube un 0,47% en línea con el resto de bolsas de Europa que se mantienen en verde, salvo Londres que se mantiene plano.

La semana pasada, Deutsche Börse y NYSE Euronext confirmaron conversaciones para una posible fusión. No obstante, los planes de fusión de la Bolsa alemana y la estadounidense corrieron el riesgo de truncarse cuando la Bolsa de derivados de Chicago y la Bolsa de valores tecnológicos Nasdaq lanzaron una oferta combinada para hacerse con Euronext, según adelantaron diversos medios estadounidenses.

Las causas:

Informaba el Cronista el 12/02: «La razón que mueve a estos dos gigantes está clara: el ahorro de los costos. Pero también es prueba de que Nueva York ya no es lo que era.
En rigor, NYSE Euronext, el dueño de la NYSE, negocia ser adquirida por la Deutsche Boerse después de haber perdido una importante porción de mercado. La bolsa pasó de concentrar el 80% de los negocios globales al 23% en los últimos 6 años. El dueño resultante de esta fusión será el propietario más grande de un mercado bursátil en el mundo manejando un mercado de US$ 15.000 millones y un 40% del mercado de opciones de USA.

La bolsa de Nueva York, de 219 años de historia, ha ido perdiendo importancia en la medida en que los reguladores abrieron los mercados de USA a una mayor competencia ante el reclamo de los inversores de menores costos de transacción. La venta a la bolsa alemana, de apenas 18 años, muestra además la creciente importancia de la tecnología en la operación de acciones y la influencia en ascenso de los derivados, donde los márgenes de ganancias llegan al 55%.

“Lamentablemente el NYSE es víctima de su propio éxito: demasiado grande y preponderante para adaptarse rápido a los cambios”, dijo Peter Kenny, director de Knight Equity Markets, de Nueva Jersey.

Los expertos alemanes esperan que la fusión le de a la bolsa alemana mayor peso. La euforia en torno a esa fusión es acompañada, sin embargo, de llamados de advertencia por parte de autoridades alemanas que desean proteger la sede alemana del sector financiero, es decir, Frankfurt.

Desde el Citigroup señalaron que el acuerdo es conveniente desde el punto de vista estratégico y agregaron que el ahorro de costos ascendería en caso de una fusión a alrededor de € 300 millones de euros».

Por Marta

Deja una respuesta