Adrián Rodríguez, de 35 años era el bajista de la banda de rock Raras bestias, y falleció en la madrugada de ayer lunes luego de recibir una descarga eléctrica durante el show que brindaba el conjunto en el bar Café de la Flor, ubicado en Mendoza al 800. Fue socorrido por un servicio de emergencia sanitaria privada en el lugar, pero los médicos no pudieron hacer nada para salvarle la vida.

La fiscal Valeria Piazza Iglesias comenzó con la investigación y llevó a personal de la Policía de Investigación (PDI) y el gabinete criminalístico de la Unidad Regional II al local, que fue clausurado de manera preventiva por la Municipalidad rosarina.

Nota Relacionada: Un niño de 10 años murió electrocutado al tocar un cable de alta tensión
Según indicaron desde la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana de la Municipalidad de Rosario el lugar contaba con la debida autorización para realizar este tipo de espectáculos, informó este martes el diario local El Ciudadano.

El domingo por la noche, en víspera del feriado, se realizó un recital de bandas de rock nacional en el local, ubicado a pasos del tradicional teatro El Círculo. La convocatoria giró en torno a la banda de rock Buena yunta. De teloneros tocaban Burros verdes y Raras bestias. El final de la noche, según se difundió en la previa, iba a estar a cargo de Diabólico plan, un tributo a Pappo y su banda Riff.

Si bien oficialmente no se precisó qué fue lo que ocurrió, Federico, asistente al show y amigo de la banda, contó por radio que «los chicos subieron a tocar, hicieron cuatro o cinco temas, Gonzalo, el guitarrista, va a agarrar el micrófono para hablar y se empieza a retorcer, se queda pegado, se escucha que se queja, que dice ‘ay’ y se empieza a torcer».

Y agregó: «En ese momento se va contra Adrián, se cae sobre él, cuando se tocan el micrófono con el bajo, se ve una explosión, que para mí fue en el micrófono pero mucha gente dice que la explosión fue en el bajo. Para mí fue en el micrófono. Y salen volando. Gonzalo sale despedido del escenario y Adrián también».

«La gente quedó shockeada, no sabía lo que había pasado. Quedaron todas las luces prendidas, lo cual resultó extraño», señaló en LT8. Luego del episodio personal de la comisaría 1ª, con jurisdicción en la zona, llegó al bar.

Más tarde fue el turno de los integrantes de la Fiscalía y se dispuso la intervención de la Policía de Investigaciones (PDI) y el gabinete criminalístico de la Unidad Regional II.

Por su parte en declaraciones radiales, el subsecretario de Control y Convivencia Ciudadana, Fernando Leva, confirmó que el establecimiento tenía la debida habilitación para funcionar y que sorteó sin inconvenientes las 32 inspecciones que se realizaron a lo largo del año.

Agregó también que la duración de la clausura del bar impuesta ayer dependerá de la decisión de la fiscal Piazza Iglesias.

«Cuando los inspectores hacían una recorrida de rutina en la noche del domingo notaron mucha presencia policial en la puerta del bar y al acercarse se informaron de lo sucedido. El local tenía habilitación técnica y eléctrica», aclaró el funcionario municipal.

Raras bestias, que practica el denominado rock barrial, se formó en 2013 y cuenta con un grupo de fieles seguidores, en su mayoría familiares y amigos. Rodríguez integraba la banda junto al cantante Joe Pereyra, Sebastián Muguruza (guitarrista), Gonzalo Agustín (guitarrista), Gastón D. Peralta (baterista) y Sebastián Mauro (saxo).

Fuente: Minuto1