«¿Cómo se va a hablar de paritarias libres cuando Uatre sacó el 35 por ciento de aumento y no se lo homologaron?», cruzó el líder de la CGT a Cristina y la desafió: «si va a haber límites (a los aumentos de sueldo), que lo den por decreto y se acabó el circo de la discusión».

Hugo Moyano exhibió esta noche sin filtros ni ambigüedades la pésima relación que tiene con la presidenta Cristina Kirchner, pero aún destemplado en las críticas se cuidó de avanzar hasta una confrontación total como sería la convocatoria a un paro general o una marcha a la Plaza de Mayo.

«Cómo se va a hablar de paritarias libres cuando UATRE (el gremio de los peones rurales, que conduce Gerónimo Venegas) sacó el 35 por ciento de aumento y no se lo homologaron? De qué paritarias libres hablan?», se preguntó, en obvia respuesta al discurso de ayer de la Presidenta que ratificó que las paritarias son «libres».

Aunque de inmediato, Cristina reclamó que los aumentos de sueldos se negocien según la «rentabilidad» de cada empresa. Y no es un secreto que el gobierno está llamando a los gremios para que traten de cerrar aumentos que no superen el 18 por ciento, ya que ese es el mecanismo elegido por el kirchnerismo para moderar la inflación.

En ese sentido, esta noche Moyano en una entrevista televisiva, desafióa la Presidenta: «si va a haber límites (a los aumentos de sueldo), que lo den por decreto y se acabó el circo de la discusión».

Al hablar por América 24, Moyano reveló que ayer envió una carta a la jefa del Estado con una serie de reclamos y que ahora espera una respuesta, aunque evitó amenazar con un paro general o una marcha a Plaza de Mayo.

Afirmó que continuará al frente de la central obrera hasta junio cuando vence su mandato a menos, aclaró, que haya «un golpe de Estado».

«Vamos a ver cuando llegue el momento. Hoy estoy un poco cansado. Voy a seguir hasta junio si no hay un golpe de Estado», comentó el dirigente camionero. Sin embargo, al ser consultado sobre si existía esa posibilidad, desafió: «¿A mí me van a dar un golpe? ¿Quién tiene autoridad para decidir que yo no estoy diciendo lo que el trabajador reclama y que otros lo pueden hacer mejor?»

En ese sentido cuestionó al secretario general de Luz y Fuerza, Oscar Lescano, quien reclamó su salida inmediata de la CGT. «Estamos tratando de descifrar qué quiso decir, porque a veces no se le entiende. Lo mejor que puede hacer al servicio de los trabajadores es callarse la boca, pero lo mandan a hablar, a él como a otros muchachos», se burló ácido Moyano.

Consultado sobre quiénes podrían ser los que impulsen a Lescano a hacer ese tipo de declaraciones, Moyano respondió que lo hace «algún ministro» o «algún secretario de ministro».

«Los mandan a hablar a los muchachos y después me llaman y me dicen ‘mirá que me mandaron a decir tal cosa’. Es así», reveló.

En tanto que sobre su anunciada renuncia al PJ, afirmó que antes de tomar una decisión definitiva, primero lo «hablará» con el gobernador Daniel Scioli. Confirmó que Scioli «habló por teléfono conmigo» y quedó en volver a llamarlo cuando regresara de Francia.

«Lo voy a conversar con él», respondió Moyano cuando se le preguntó si mantenía su renuncia al PJ provincial, y agregó: «no queda bien que yo lo diga acá, sin haberlo conversado con él, como se lo prometí», en tanto aclaró: «si me llama, nos encontraremos, y si no, seguirá su camino».

Además, Moyano se mostró corrosivo para con la Casa Rosada, al señalar sobre esa posible reunión: «no sé si lo dejarán» reunirse con él.

La Política Online

Deja una respuesta