El secretario de Comercio Interior impuso un sistema de bloqueo a las importaciones que comenzó a generar faltantes de distintos insumos y productos. Alarma por los medicamentos

En la mitología griega, la Medusa (“guardiana”) era un monstruo femenino que convertía en piedra a aquellos que la miraban. Fue decapitada por Perseo, quien después usó su cabeza como arma.

La mitología kirchnerista, que está llena de relatos fantasiosos que de la nada buscan inventar acciones heroicas, tiene su propia Medusa, pero de sexo masculino. Se trata del inefable secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, a quien le han otorgado verdaderos superpoderes que le permiten paralizar todo sector económico que pone entre ceja y ceja.

La Medusa kirchnerista está causando estragos, a tal punto que en el mercado interno, por las trabas a las importaciones, se está notando una preocupante falta de medicamentos. En efecto, en muchas farmacias comenzaron a registrarse faltantes de antibióticos, ansiolíticos y laxantes. Además, habría stock para “treinta o sesenta días” en remedios de alta complejidad, como los oncológicos o los retrovirales contra el VIH.

Las restricciones también afectan a sectores de la economía y de la industria que se ven imposibilitados de adquirir insumos esenciales. Eso no es todo: los intendentes de la Provincia, agobiados por los problemas de seguridad, también están sufriendo en carne propia las políticas de Moreno. Muchos de ellos se vieron imposibilitados de recibir nuevos patrulleros en sus municipios, dado que las trabas también están afectando la producción y el ingreso de este tipo de vehículos al país (ver aparte).

Se trata de verdaderos manotazos de ahogado que está instrumentando el kirchnerismo para frenar la fuga de capitales y reunir los dólares necesarios para evitar que se profundice la crisis energética.

Sin ir más lejos, en las próximas semanas el Estado nacional deberá desembolsar 7.000 millones de dólares para solventar las importaciones de gas y gasoil, en un contexto en el que el capitalismo de amigos que impulsa el Gobierno nacional ha dejado al país, prácticamente, sin reservas de hidrocarburos.

Problemas en la industria
Guillermo Moreno ya venía teniendo encontronazos desde principios de 2011 con diferentes sectores de la industria debido a la implementación de las licencias no automáticas para la importación.

Luego el funcionario fue instrumentando otras medidas similares hasta que a partir de febrero de este año se implementó la iniciativa más criticada: la declaración jurada anticipada de importación (DJAI),  implementada por la AFIP. Se trata de un complejo mecanismo que le entrega todo el poder a la Secretaría de Comercio Interior para regular las importaciones.

Por esta razón, desde principio de año comenzaron a escasear productos e insumos (ver aparte), lo cual pone en serio riesgo distintas actividades económicas.

“El Gobierno toma estas medidas como consecuencia de que se asustó por la pérdida de reservas que tuvo durante el año 2011, que fue una pérdida de reservas récord desde que se instaló este modelo productivo, la segunda en magnitud desde que se devaluó en 2002; la anterior había sido durante la crisis del campo”, aseguró en diálogo con Hoy el economista José Luis Espert.

“El tema es que la pérdida de reservas que tuvimos en el año 2011 fue una pérdida que fue consecuencia de la fuga de capitales, la cual llegó a 25.000 millones de dólares. No tiene sentido atacar una pérdida de reservas generada por la fuga de capitales con medidas de restricción de importaciones o de restricción de giro de utilidades”, sintetizó el economista.

En los municipios ya se encendió la alarma

Mientras las medidas impulsadas por Guillermo Moreno siguen dejando mucha tela para cortar, en los municipios bonaerenses ya se encendió la alarma por el retraso en la entrega de patrulleros.
La primera señal de alerta asomó en Quilmes, donde el secretario de Gobierno de la municipalidad, Raúl Oviedo, denunció al funcionario kirchnerista por la falta de insumos para poner en circulación las unidades policiales.

“La restricción de las importaciones nos genera un problema en relación al tiempo de entrega de cámaras nuevas y también se produce una demora en la entrega de los patrulleros, porque la empresa que tiene a cargo la instalación de los accesorios, el blindaje y el ploteo tenía que entregar hace más de treinta días quince patrulleros, y todavía no lo ha hecho porque los materiales importados que necesitan se los suministran con cuentagotas”, aseguró en tren de declaraciones Oviedo, que además indicó que en el distrito gobernado por Francisco “Barba” Gutiérrez están esperando la entrega de materiales “desde el 21 de diciembre” de 2011.

En este sentido, aún resta saber qué sucederá en los distintos municipios de la Provincia.

Desaceleración de la industria

“Hay muchos sectores que están afectados como consecuencia de estas medidas. Esto afecta negativamente la actividad económica. De hecho, la actividad industrial durante enero cayó 1,5% desestacionalizada, contra diciembre de 2010. Y sólo creció 2% medido de forma anual. Sin dudas, la actividad industrial lo está sufriendo, y mucho”, aseguró el economista José Luis Espert ante una consulta de Hoy.

Si bien la Unión Industrial Argentina criticó en un principio las medidas, el poder que el Gobierno le otorga a Guillermo Moreno le brinda impunidad para seguir adelante. De hecho, ahora el funcionario encabezará una misión comercial a Angola, compuesta por más de 250 empresarios argentinos.

Papel para diario, en la mira

Un producto que está en la mira de la Medusa kirchnerista es el papel para diario, que es esencial para que pueda haber periódicos. La posibilidad de poner límites al acceso de este insumo constituye un serio peligro para la libertad de expresión, dado que, a partir de una ley sancionada a fines del año pasado, Moreno podría hacerse del control de la única compañía -monopólica- que fabrica papel de este tipo en el país, Papel Prensa. A su vez, las facultades que le dio la Presidencia también le permite a Moreno controlar la importación de papel.

En definitiva, así como el Gobierno nacional castiga a los medios de comunicación independientes no asignándoles publicidad oficial (contrariando así los distintos fallos de la Corte Suprema de Justicia), ahora también podría disponer de la fabricación y distribución del papel para diario, pudiendo escarmentar a los medios que no son adictos al poder político con trabas en el acceso a este insumo esencial. Sin papel, no hay diarios.

A su vez, las restricciones a las importaciones implementadas por el Gobierno han afectado otros rubros: se detectaron escasez de medicamentos importados, faltantes de insumos para la construcción, se trabó el ingreso de maquinaria agrícola, escasez de electrodomésticos y artefactos de línea blanca, productos de electrónica, insumos para la industria petrolera, entre otros.

“Hemos recibido varias consultas en el rubro electrónica, donde se detectan faltantes de productos e insumos. Por lo general se trata de aparatos electrónicos nuevos y de insumos informáticos. También pasa con algunos repuestos automotores, donde ha habido algunos faltantes”, recalcó a Hoy Cristian Galindo, de la Red Argentina de los Consumidores.

Asimismo, Fernando Blanco Muiño, de la Unión de Consumidores de la Argentina, le dijo a este diario que “en las grandes cadenas de venta de electrodomésticos están faltando algunas cuestiones básicas. Se van dando cíclicamente porque dependen de la voluntad del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno”.

Planean aumentos en algunos productos

Guillermo Moreno acapara dentro del Gobierno funciones de las más diversas: controla la salida de dólares, las pautas del intercambio comercial y hasta encabeza una misión comercial a Angola. Pero además autoriza los aumentos de los productos que componen la canasta básica.

Según trascendió, el funcionario ya fijó las pautas de aumentos para los primeros seis meses del año: en el caso de los artículos más sensibles para la canasta familiar, rondarán entre el 3% y el 3,5% para los productos considerados masivos.

En tanto, los denominados selectivos (una escala intermedia) se incrementarán en torno al 5%, mientras que no superarán el 7% de ajuste los productos premium.

Quejas de Uruguay y Paraguay

A los conflictos que ya había en el intercambio comercial con Brasil, que fueron motivo de varias reuniones entre las presidentas de ambos países durante el año pasado, se les suman ahora las quejas de Paraguay y Uruguay a las restricciones a las importaciones.

Los representantes de Paraguay en el Parlamento del Mercosur calificaron de “delirante e incoherente” al Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y denunciaron además que Argentina aplica trabas a sus exportaciones.

Semanas atrás, fue el gobierno uruguayo el que protestó y que además anunció la posibilidad de aplicar “medidas espejo” contra la Argentina.

Diariohoy.net

Deja una respuesta