El Gobierno estableció un aumento en el precio de la yerba para poner fin a los cortes de rutas, tal como lo reclamaban los productores misioneros. La medida se tomó tras un acuerdo entre el gobernador de la provincia (de pésima relación con Moreno) y el ministro de Agricultura. Fuerte malestar en Misiones por los insultos del funcionario.

La crisis de la yerba desatada entre productores de la provincia de Misiones y el Gobierno nacional tuvo un nuevo capítulo tras la decisión del ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, de establecer aumentos que empezarán a regir en abril.

Sucede que, tal como lo adelantó esta semana La Política Online, el secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno, se negó rotundamente con insultos y a los gritos a otorgar un nuevo incremento en el valor de la yerba mate.

De inmediato, y ante los cortes de rutas que encabezaron productores misioneros, el gobernador de la provincia, Maurice Closs, se puso en contacto con Yauhar para ver la posibilidad de aumentar el precio más allá de la negativa de Moreno.

De hecho, Closs se atrevió a desafiar públicamente a Moreno apoyando a los productores: “Me cuesta entender que los tareferos reciban un precio bajo para que en Buenos Aires se tome mate barato”, dijo en un acto en Concepción de la Sierra.

Lo concreto es que las intensas gestiones del gobernador con el ministro de Agricultura rindieron sus frutos y el miércoles a última hora finalmente se firmó el aumento que lleva el precio de la yerba mate a 1,70 $/kg y el de la canchada a 6,90 $/kg.

“Fijamos un laudo que comprende el pedido de todos los eslabones de la cadena, defendiendo no sólo a productores, sino también a los consumidores”, remarcó Yauhar mediante un comunicado intentando quedar bien con las dos partes.

Así las cosas, según pudo saber este medio con fuentes oficiales, Moreno se enfureció con Closs y Yauhar ya que entiende que quedó desautorizado dado que él mismo había denegado a los empresarios del sector dicho aumento de precios.

Lo cierto es que, si bien la relación entre Moreno y Yauhar aún no ha tenido mayores sobresaltos (salvo éste caso), no es la primera vez que existe un cortocircuito entre el secretario de Comercio Interior y el gobernador de Misiones.

Es más, funcionarios de la provincia comentan por lo bajo que Closs y Moreno nunca se llevaron bien, que no se hablan, que nunca coincidieron en nada y que apenas las obligaciones de la gestión de ambos los lleva a saludarse tibiamente.

El día de los insultos

Tremenda repercusión mediática generaron los insultos que Moreno propició a los empresarios yerbateros de Misiones en una reunión en la que se debatió el aumento que finalmente terminó concediendo el ministro Yauhar.

La noticia causó un alto grado de malestar en la provincia dado que el secretario de Comercio se dirigió en términos un tanto discriminatorios hacia los productores de yerba, a los que acusó, además de lo publicado por LPO, de “polacos pata sucia”.

Con respecto a los insultos y gritos del funcionario, el dirigente yerbatero de Misiones, Luis Andruszyszyn, opinó que “Moreno es un maleducado; un gurusito caprichoso, resentido y matón”.

Por su parte, desde Federación Agraria (FAA) salieron a celebrar el aumento concedido. “Parece ser que los productores solo existen cuando salen a las rutas para desnudar la insensibilidad gubernamental”, apuntaron.

La Política Online

Deja una respuesta