El presidente boliviano se reunió con el ex mandatario estadounidense en Atlanta. Le preguntó pormenores del tratado para la entrega del Canal de Panamá firmado en 1977.

Por: Tiempo Argentino

El ex presidente de Estados Unidos James Carter se reunió ayer con Evo Morales y expresó su apoyo a la demanda marítima que Bolivia presentó ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya contra Chile. «Le dije (a Evo) que sería muy bueno para el continente, especialmente para Bolivia, Chile y Perú, que esto logre resolverse pacíficamente», declaró Carter.
Antes de partir a la ciudad de Atlanta, donde se realizó el encuentro, Morales explicó que durante su visita escucharía recomendaciones y sugerencias de Carter para la causa boliviana, así como también profundizaría sobre la experiencia del ex presidente en relación a la devolución del Canal de Panamá a finales de la década de 1990.
Además, el jefe de Estado boliviano recordó que durante su estancia en la Casa Blanca (1977-1981), Carter sostuvo conversaciones con los entonces mandatarios de Perú y Chile para negociar una salida al mar para Bolivia. «Nuestro interés es conocer detalles de la devolución del Canal de Panamá en 1999, y la conversación que tuvo Carter con el presidente de Perú Francisco Morales Bermúdez sobre un corredor marítimo para Bolivia en el norte de Chile», explicó Evo.
El presidente boliviano recurre habitualmente a ese ejemplo para demostrar la posibilidad de revisión de los tratados internacionales. El Canal de Panamá estuvo en posesión de Estados Unidos desde su inauguración en agosto de 1914 y, según los tratados firmados entre las dos naciones, así permanecería a perpetuidad. Sin embargo, Carter, ganador del Premio Nobel de la Paz y mediador en diferentes conflictos internacionales, accedió a negociar en 1977 con el entonces presidente panameño Omar Torrijos y firmó un tratado para la devolución de los territorios el 31 de diciembre de 1999.
El gobierno boliviano presentó el pasado 24 de abril una demanda contra Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya para negociar una salida soberana al Pacífico. Bolivia reclama la devolución de sus territorios costeros, perdidos durante la guerra en 1879. En ese entonces, se quedó sin todo su litoral: 400 kilómetros de costas y 120 mil kilómetros cuadrados de terrenos ricos en recursos minerales.
El conflicto diplomático provocó un cruce entre los presidentes de ambas naciones. Al conocer la demanda, el mandatario chileno Sebastián Piñera dijo que su gobierno «defenderá con fuerzas su territorio». «Chile y su pueblo defenderán con toda la fuerza de la unidad nacional, la historia y la verdad, su territorio, su mar, su cielo y también su soberanía, siempre dentro del marco del derecho y los tratados internacionales», señaló Piñera. En tanto, Evo dijo que el diálogo con su par chileno fue «una pérdida de tiempo».
«Una cosa es el pueblo chileno y otra, Sebastián Piñera. Con Piñera, es tiempo perdido (…) Cuando los presidentes usan a la patria con fines de su empresa, nunca va a haber entendimiento; más piensan en su empresa que en el pueblo, en su negocio que en la integración, y en sus intereses sobre cómo ampliar su empresa que en la solidaridad», sostuvo Morales. «

Fuente: Télam – Infonews