El Ministro de Seguridad porteño, Guillermo Montenegro, criticó al gobierno nacional por no permitir la contratación de efectivos adicionales para la custodia de los subtes. Por su parte, el Jefe de Gabinete, Horacio Rodríguez Larreta, pidió tranqulidad porque «seguridad habrá siempre».

Tras la decisión de la Ministra Nilda Garré de prohibir al gobierno de la Ciudad contratar efectivos de la Policía Federal para custodiar las líneas de subtes, Montenegro aseguró que «no es bueno para la negociación completa del traspaso del servicio de subterráneos».

El funcionario macrista indicó que la medida afecta no sólo a los vecinos de la Ciudad, sino a todos los usuarios de ese medio de transporte.

Además, el ministro indicó que para cubrir las más de 70 estaciones de subte con una fuerza policial se necesita un número estimado «de 550 y 600 efectivos», y criticó la falta de un plan de seguridad previo al inicio del traspaso del servicio.

«Su trabajo, bien no lo han hecho», sostuvo Montenegro y advirtió: «Este diseño no atenta contra un gobierno opositor como podemos ser nosotros, sino contra los vecinos».

Por otra parte, Rodríguez Larreta confirmó que este miércoles comenzó a retirarse la fuerza federal y que el proceso terminará en marzo.

Asimismo, indicó que el objetivo de la administración porteña es «incluso mejorar» los controles, porque señaló que «la principal preocupación» de los pasajeros «es la inseguridad».

En declaraciones a la prensa, el Jefe de Gabinete rechazó las críticas de los legisladores opositores contra el Jefe de Gobierno, Mauricio Macri, por el veto de leyes.

«Cada veto tiene su fundamento», aseguró, y agregó que «de las 1500 leyes que se votaron en los últimos cuatro años la mayoría están vigentes». «Es un derecho que tiene el Jefe de Gobierno», finalizó.

Ciudad1

Deja una respuesta