La restricción vehicular en el microcentro comenzó a regir este lunes. El Subsecretario de Transporte porteño, Guillermo Dietrich, indicó que con esta medida se espera que esa zona «sea un lugar que invite a caminar y que no sea un lugar de alto estrés como lo es hoy».

A partir de la nueva medida los automóviles particulares no podrán transitar de lunes a viernes entre las 11 y las 16 dentro del sector delimitado por las avenidas Carlos Pellegrini, Córdoba, Leandro N. Alem y Avenida de Mayo, y se prevén multas de 180 pesos para los rodados que transgredan la norma.

Este circuito tendrá como excepciones las avenidas Corrientes y Diagonal Norte y las calles Viamonte, San Martín (entre Corrientes y Córdoba), Bartolomé Mitre (entre Carlos Pellegrini y Diagonal Norte) y Piedras (entre Avenida de Mayo y Rivadavia).

El funcionario porteño, Guillermo Dietrich, explicó a Ciudad1 qué se busca con esta nueva norma.

¿Cuál es el objetivo de esta medida y cómo se espera que se vea la Ciudad a partir de su implementación?

Esta medida está dentro de un plan integral que busca recuperar el microcentro. Con muchas acciones y con distintas áreas de gobierno vamos trabajando los temas de tránsito, que son elementos que tienen mucho impacto.

Esperamos que esa zona de la Ciudad sea un lugar que invite a caminar, a estar, y que no sea un lugar de alto estrés como lo es hoy. Esperamos reducir fuertemente la circulación de autos particulares en este periodo de tiempo del día.

Esta medida también está enmarcada en el plan de Movilidad Sustentable donde buscamos, desde el gobierno, priorizar el transporte público o el uso de la bicicleta, caminar más e incentivar a usar un poco menos el auto.

¿Qué otras medidas se piensan implementar con este fin?

Estamos avanzando en muchos temas, como fue la acción que hicimos en la peatonal Florida. Son distintas áreas en las que estamos trabajando.

¿Cuál es su evaluación de todo lo que se ha hecho hasta el momento en su área?

Nosotros creemos que es positiva. Los cambios que estamos encarando son importantes. Son cambios culturales que iremos profundizando en estos nuevos cuatro años. Creemos que es positivo ya el hecho de que la gente vea que priorizamos el transporte público; que un sistema como el metrobús funciona bien y es deseable, ya hay pedidos para realizarlo en otras áreas de la Ciudad; que crezca fuertemente el uso de la bicicleta; que se hayan hecho calles como Reconquista y que no haya sido el fin del mundo. Al contrario, la gente los disfruta. Hay más bares, se puede disfrutar del espacio público.

También seguiremos trabajando en  lo que hemos llamado movilidad inteligente. Hemos incorporado mucha tecnología, como el mapa de tránsito que hemos presentado en diciembre y muchas cosas que vamos a ir anunciando en los próximos meses.

¿Qué cosas todavía falta hacer en el tránsito de la Ciudad?

Falta muchísimo. La congestión es una realidad en las grandes ciudades. En cuanto a movilidad falta mucho: mejorar el trasporte público, incrementar el control, que cada uno de nosotros respetemos más las normas. Hay mucho más para mejorar que lo que ya se hizo.

Ciudad1

Deja una respuesta