Michetti dispuso en el Senado un recorte de gastos del 30%

A través de un decreto, la titular de la Cámara alta estableció la medida, que implica ajustes en el uso de viáticos, autos, celulares y hasta bebidas.

Como un reflejo de las medidas dispuestas por el presidente Mauricio Macri para ajustar los gastos en los diferentes ministerios, en el marco de su objetivo de reducción del déficit fiscal, el Senado de la Nación aplicará también un recorte del 30% para lo que resta del presupuesto en ejercicio.

Así lo dispuso la presidenta de la Cámara alta, Gabriela Michetti, quien firmó el DP 276/2018, con la intención de realizar un “uso eficiente y racional de los recursos públicos”.

Entre las disposiciones se establece la suspensión de la liquidación de gastos por asistencia a congresos, seminarios, cursos y/o toda aquella capacitación que “no haya sido expresamente autorizada”.

El artículo 6 del decreto suspende la autorización de los senadores, autoridades y/o personal del Senado de efectuar gastos eventuales en los viajes realizados. Asimismo, los pasajes que se emitan sólo podrán efectuarse en categoría Economy plus, a menos que se trate de vuelos de más de ocho horas, situación en la que se podrá autorizar la clase Business. Además, el límite máximo para autorizar la percepción de viáticos quedó establecido en tres días.

En lo que respecta también a los viajes, Michetti dispuso que en el caso que un pasaje deba ser canjeado y no sea producto de fuerza mayor o justificada, el senador deberá hacerse cargo de la diferencia tarifaria (si la hubiera).

Otro punto es que el viático diario de los legisladores, autoridades y/o personal de la Cámara alta por viajes realizados al interior o al exterior del país se reduce en un 30%. También se limita también la posibilidad de llevar un solo agente por senador en cada comitiva y los asesores ad honorem y el personal adscrito no podrán percibir viáticos o pasajes.

Según la resolución de Presidencia, se limita la entrega por senador y/o secretario de Cámara a dos equipos de telefonía móvil; y se limita la provisión de bebidas e infusiones en los despachos de los senadores y secretarios de Cámaras, aunque no así los bidones de agua.

“Suspéndase la prestación y/o adquisición, bajo cualquier tipo de modalidad, de elementos ornamentales, obsequios protocolares y/o conmemorativos y servicios de gastronomía para eventos”, reza el primer artículo del decreto.

En cuanto al uso de autos, se encarga a la Secretaría Administrativa que en un plazo de 60 días realice un relevamiento de los vehículos de uso oficial que estén a disposición de autoridades superiores, senadores y secretarios y, posteriormente, presente un informe con la flota necesaria para cada dependencia. Luego, deberá reducir la flota automotriz hasta un 40%. “Los automotores que resulten desafectados serán subastados”, indica la medida.

Otro servicio que se suspenderá será la provisión de diarios y revistas.

www.parlamentario.com