Las autoridades encontraron 28 cuerpos dentro de unas fosas. Fueron rociados con combustible y calcinados. Organizaciones de Derechos Humanos denunciaron la desaparición de 43 estudiantes tras una represión policial.

Las autoridades mexicanas continúan con la búsqueda de 43 estudiantes desaparecidos en el estado de Guerrero tras una represión policial en el municipio de Iguala.

En la localidad de Pueblo Viejo, encontraron 28 cuerpos calcinados (la mayoría descuartizados) que estaban dentro de una fosa rociados con combustible.

Sin embargo, las autoridades explicaron que la identificación de los cuerpos puede demorar no menos de 15 días.

Según las averiguaciones de la Fiscalía, el director de Seguridad Pública de Iguala, Francisco Salgado Valladares, ordenó detener y asesinar a los estudiantes normalistas de Ayotzinapa, que se encontraban en aquella ciudad el pasado 26 de septiembre.

En la investigación participan la Procuraduría General de la República, la fiscalía del estado, el Ejército y la Armada, así como la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CDNH).

Fuente: www.infonews.com