MOSCU, 26 (ANSA) – El presidente ruso, Dmitri Medvedev, dio dos semanas de plazo para reforzar los controles en los aeropuertos, tras el atentado del lunes pasado en el aeropuerto de Moscú, en el que murieron 35 personas, en tanto que el premier Vladimir Putin descartó la participación de Chechenia en el ataque.

Medvedev anunció también que de ahora en más, los dirigentes de los aeropuertos compartirán la responsabilidad de la seguridad en las terminales aéreas.
El mandatario ruso ordenó además elaborar sistemas de alarma más sofisticados para utilizar en los aeropuertos, el metro y las estaciones ferroviarias, y destacó los utilizados en Estados Unidos y en Israel.
El jefe del Kremlin despidió además a uno de los jefes del Departamento de Seguridad de Transporte del Ministerio del Interior.
El primer ministro ruso, Vladimir Putin, por su lado, dijo que, en base a las primeras informaciones, «probablemente el atentado en el aeropuerto (de Moscú) no tiene nada que ver con Chechenia».
Según Putin, los investigadores apuntan sobre una pista que lleva a Daguestán.
El premier ruso recordó, en conferencia de prensa con el primer ministro belga interino, Yves Leterme, de visita en Moscú, que Rusia «no tratará jamás con terroristas».
«Ningún país respetable trata con terroristas; las negociaciones que entablamos a inicios de los años 90 nos llevaron a la primera y luego a la segunda guerra chechena», subrayó el ex jefe del Kremlin.
«Apenas nosotros comenzaron a negociar con los terroristas, crece la violencia y en consecuencia crece el número de víctimas. Nadie trata con los terroristas en el mundo», agregó.
El atentado, cometido en el sector de arribos internacionales del aeropuerto moscovita de Domodedovo, causó 35 muertos y unos 180 de heridos.
Es el primer atentado suicida a un aeropuerto en Moscú.
El Ministerio del Exterior austríaco confirmó que entre las víctimas fatales figuran dos ciudadanos de ese país.
En tanto, en Moscú se vive hoy una jornada de luto por el atentado en el aeropuerto de Moscú.
Las cadenas de televisión cancelaron todos los programas de entretenimiento y las publicidades, mientras que las banderas están a media asta.
Los rusos continúan, en tanto, colocando flores y velas en el lugar de la tragedia, mientras que están previstas para hoy ceremonias fúnebres en iglesias, sinagogas y mezquitas.
Una fuente policial, citada por la agencia Ria-Novosti, aseguró que el atentado de ayer tiene una «clara matriz caucásica», la región donde las tropas rusas están en conflicto con movimientos independentistas.

Fuente: ANSA

Por Leo

Deja una respuesta