Alejandra Martínez aseguró que su paso por el reality le cambió la vida, pero realizó un «trabajo de hormiga» para ganarse un lugar en los medios

Crédito foto: Paparazzi 1 de 2

Aunque ya pasaron diez años de su participación en Gran Hermano, muchos siguen recordando a Alejandra Martínez por este reality. Le costó demostrar que podía ser más que una «cara bonita» y hoy es conductora de El Garage TV (El Trece) y del programa de golf Hoyo 19 (Fox Sport).

En una entrevista con Paparazzi, afirmó que no le fue fácil quitarse la etiqueta de Gran Hermano y se dedicó a estudiar: «Me costó mucho. Sabía que iba a ser un camino largo y que muchas cosas no tenía que hacer porque no estaba preparada e iba a meter la pata, como actuar. Los primeros años viví de la publicidad, después vino la conducción. Pero fue un trabajo de hormiga: tuve que demostrar que pensaba. Me ha pasado muchas veces estar hablando con alguien y que me dijera: ‘¡Ah, vos pensás!’. Siempre estudié, me esforcé, empecé a trabajar de cajera en un supermercado para pagarme los libros y ayudar en mi casa».

Alejandra tiene 36 años está estudiando periodismo deportivo y ya se recibió de contadora pública, profesión que practica cotidianamente: «Está buenísimo para la vida en general porque lo aplicás en todo como en la administración de tu casa: las cuentas las manejo… Y sirve para discutir y firmar un contrato, por ejemplo, hay chicas que firman cualquier cosa… O para hablar con un representante: primero empezá a darme trabajo y después hablemos de la representación».

Además de su carrera profesional, Martínez logró formar su propia familia con el corredor Juan Pablo Rossotti y tiene dos hijos, Sofía (6) y Benicio (1 año y medio). Ella aseguró que busca un equilibrio entre la maternidad y el trabajo: «Soy de las mujeres que piensan que son tan importantes la familia y los hijos como su espacio de realización personal».

Fuente: www.infobae.com