«Estoy muy bien. Por ahora los médicos no me dejan hablar mucho. Te agradezco mucho a vos y a todo el equipo. Te mando un abrazo», dijo Alé.

Ya te lo habíamos anticipado desde el mismísimo momento en que Matías Alé tuvo, casi ante cámaras, su brote psicótico: este va a ser el festín de los ‘caranchos’ durante casi todo el verano. Luego de las idas y venidas entre la suegra, la madre, la esposa. Luego de los delirios que nos hacían escuchar, cada vez que podían, en los programas que tienen a Jorge Rial como cabecera de lanza, apareció la hipótesis mística.

Durante un montón de días los noteros de Jorgito anduvieron persiguiendo, por todos los shoppings donde la encontraban, a María del Mar Cuello -esposa de Alé-, para que contara cómo es que ella lo hizo exorcizar. La chica negó todo y se dedicó a lanzar sutiles acusaciones por elevación a su suegra que hoy está ‘distanciada’ del actor.

Ayer, luego de que todos estuvieran esperando el momento para retratarlo en cámara, Matías Alé volvió a “hablar” para su “público” en un saludo que grabó para “Intrusos”. El que lo ‘enganchó’ para el asunto fue el sabueso de Rial, Pablo Layus, que lo encontró por allí tomando el aire fresco y le puso el micrófono en la boca. “Jorgito querido. Hola, ¿cómo estás? Pronto ya voy a poder sentarme y contarte todo lo que me pasó.

«Estoy muy bien. Por ahora los médicos no me dejan hablar mucho. Te agradezco mucho a vos y a todo el equipo. Te mando un abrazo enorme de parte mía y un beso de parte de María”, fue el saludo que Alé le mandó a Rial y con el que ¿eligió? volver a aparecer luego de su brote psicótico. Por supuesto, queda un verano enterito de “revelaciones”.

Fuente: Los Andes