La policía abrió fuego en la ciudad de Kasserine contra un grupo de manifestantes y disparó arbitrariamente contra la multitud. París. (dpa).- Más de diez personas perdieron hoy la vida en el transcurso de nuevos disturbios en Túnez, desencadenados por protestas ciudadanas sobre la falta de perspectivas de futuro.
Según testigos, la policía abrió fuego en la ciudad de Kasserine, en el oeste del país, contra los manifestantes y disparó arbitrariamente contra la multitud, provocando más de diez muertos y más de diez heridos, según supo dpa por medio de las fuerzas de salvamento. Aún no se sabe si los manifestantes atacaron primero a la policía. Numerosos ciudadanos de la ciudad se reunieron tras los acontecimientos para protestar en las calles. «Si la policía vuelve a disparar contra los manifestantes, habrá una catástrofe», dijo una abogada de la ciudad en declaraciones telefónicas.

El fin de semana, en Kasserine cinco personas murieron, según datos sindicales. La cifra total de muertos en los últimos días aumenta así a más de 30. El motivo del peor levantamiento desde mediados de los años 80 es el desempleo y la frustración de muchos tunecinos que se quejan de no participar en la riqueza del país.

Por Marta

Deja una respuesta