Más de 400 muertos tras el terremoto en la frontera entre Irán e Irak


Con el correr de las horas, aumentó de manera sideral el número de víctimas fatales y heridos. Además, se estima que entre los escombros aún podría haber muchos más fallecidos

Más de 400 personas murieron y 7.000 resultaron heridas hasta el momento, tras el terremoto de 7,3 grados en la escala de Richter que azotó el domingo a la provincia de Kermanshah, al oeste de Irán, en la frontera con Irak.

El vicepresidente de la Organización de Gestión de Crisis de Irán, Behnam Saidi, comunicó que hasta el momento se confirmó el fallecimiento de al menos 407 personas, mientras que otras 7.000 sufrieron heridas. En tanto, el Ministerio de Salud del Kurdistán iraquí informó que siete murieron, mientras que otras 321 resultaron heridas como resultado del terremoto.

Edificios convertidos en escombros, vehículos aplastados, campamentos improvisados para los damnificados y comercios y escuelas cerrados componían el desolador paisaje de varias poblaciones de la provincia occidental de Kermanshah. Una gran cantidad de personas tuvieron que pasar la noche del domingo y ayer en las calles ante el temor a las réplicas, que según el Centro Sismológico de Irán se contaron por decenas.

Las autoridades de dicho país movilizaron a todos los cuerpos de seguridad para acelerar las tareas de rescate y el retiro de escombros en las poblaciones de Kermanshah más afectadas por el sismo.

Las operaciones de búsqueda se desarrollaban contra reloj para intentar salvar a posibles sobrevivientes. En las mismas participaban el Ejército, los Guardianes de la Revolución, la fuerza de Voluntarios Islámicos y la Media Luna Roja de Irán. Saidi explicó que se enviaron 19 helicópteros y tres aviones a las zonas afectadas para el traslado de los heridos, en las que se desplegaron unas 140 ambulancias, junto con miles de efectivos de los servicios de emergencia y otras organizaciones gubernamentales.

www.diariohoy.ner

Comments are closed.