El vicegobernador reflotó su plan para meter tragamonedas en las agencias hípicas y así crear más de 50 salas de Bingo. La Política Online reveló esta iniciativa y las reuniones de Mariotto con los “capitalistas” Alfredo Martínez y con Roberto «El Lujanero» Lafont, lo que motivó ataques a LPO de medios cautivos del vicegobernador. Ahora avanza con el asesoramiento de Osvaldo Papaleo.

El vicegobernador reflotó su plan para meter tragamonedas en las agencias hípicas y así crear más de 50 salas de Bingo. La Política Online reveló esta iniciativa y las reuniones de Mariotto con los “capitalistas” Alfredo Martínez y con Roberto «El Lujanero» Lafont, lo que motivó ataques a LPO de medios cautivos del vicegobernador. Ahora avanza con el asesoramiento de Osvaldo Papaleo.

Sin embargo, fuentes del oficialismo bonaerense afirmaron a LPO que «la idea de Mariotto es un disparate, nunca va a conseguir que la Legislatura le apruebe semejante escándalo».

Es que Gabriel Mariotto intenta por estas horas aprovechar la embestida del kirchnerismo contra Daniel Scioli por los contratos de juego que tiene en la provincia la empresa Boldt, no para ponerle un límite a esta actividad, sino para incentivarla aún más y quedarse con el control de una parte del negocio.

En su momento La Política Online reveló que Mariotto se había reunido con los polémicos “capitalistas” del juego Alfredo Martínez y con Roberto «El Lujanero» Lafont, para avanzar en la instrumentación de un proyecto de ley que permita instalar maquinas tragamonedas en las salas de las agencias hípicas, lo que en los hechos implicaría crear más de 50 nuevos bingos.

Esta revelación –parcialmente reconocida por Mariotto en una entrevista radial y negada por los «capitalistas» Martínez y Lafont-, enfureció al vicegobernador que ordenó a todo su sistema mediático cautivo que atacara a La Política Online. Para mayor bochorno la embestida estuvo dirigida por un portal que se supone “académico”, la página Agencia Periodística de Buenos Aires (Agepeba) que dirige Víctor Ego Ducrot. Se trata de un medio que habitualmente tapiza su home page con “notas” que ensalzan a Mariotto.

Como sea, la información del interés de Mariotto por meterse en el negocio del juego –aún asociándose con los sectores más marginales de esa actividad- se viene confirmando día a día. Ahora, La Política Online se enteró que el vicegobernador sumó en esta área a Osvaldo Papaleo, que tuvo un reciente cuatro de fama durante la embestida kirchnerista contra Papel Prensa. Papaleo conoce del tema lúdico a la perfección ya que en los 80 ocupó la presidencia de Lotería bonaerense, durante la gestión de Antonio Cafiero.

Sin embargo, la idea de meter tragamonedas en las agencias hípicas no tendría chances de prosperar. «Esas agencias son locales muy precarios y chicos a los sumo podrían meter una o dos maquinitas», explicó a LPO una fuente del sector. Quien agregó que «si lo que se busca es un atajo para habilitar nuevos bingos, igual esto lleva años de inversiones no se hace de un día al otro y los actuales bingueros se van a oponer fuerte».

La «industria burrera»

Hoy el diario La Nación confirmó el anticipo de LPO que los medios adictos de Mariotto desmintieron con tanta persistencia. Según publica este diario, el vicegobernador trabaja un proyecto de ley para diferenciar al turf del resto de las actividades lúdicas y sacarlo de la potestad de la Lotería bonaerense.

Mariotto pretende crear el Instituto Provincial del Sangre Pura de Carrera, una nueva autoridad de aplicación, con normas específicas, que maneje los recursos del FO-PRO-JUE, un fondo que otorga subvenciones y subsidios a hipódromos. Uno de los insólitos argumentos esbozados es que el hipismo no es un simple «juego de azar», sino una «competencia de destreza».

Se trata de una coartada para manejar directamente la colocación de máquinas tragamonedas en las agencias hípicas y los hipódromos de la provincia, esta última una vieja aspiración de Cristóbal López. Es que el zar kirchnerista del juego tuvo que resignar su aspiración de instalar tragamonedas en el Hipódromo de San Isidro por las presiones de la Iglesia a Daniel Scioli.

Cristóbal López tiene un plan para quedarse con todo el juego de la provincia pero debe lidiar con el sciolismo que hace equilibrio entre los distintos actores del sector. Puja que se traslada a la propia Lotería bonaerense donde Cristóbal López talla fuerte mediante Carlos Gallo, pero no logra hacerse con el control absoluto del organismo regulador que dirigen los sciolistas Jorge “Piedrita” Rodríguez y Néstor Cotignola.

Para disfrazar su incursión en el juego –actividad tan ajena a la “nueva política” que se supone encarna el vicegobernador-, Mariotto según revela La Nación encubre su interés en un extravagante discurso “productivista” que enarbola la “industria hípica”.

El redescubrimiento mariottista de este “deporte de Reyes” tan cultivado por los funcionarios menemistas en los 90, ahora valoriza que la actividad involucra una variada mano de obra, vinculada a la cría, el entrenamiento y la comercialización de equinos. Según La Nación, Mariotto se entusiasma porque en el turf “participan desde criadores, peones, veterinarios, genetistas, talabarteros, herreros hasta jockeys y entrenadores”.

Y como no podía ser de otra manera para el ex rector de la Universidad de Lomas de Zamora, también le encontró el costado académico a la vieja actividad “burrera”. Para ellos propuso crear una carrera terciaria, cuya prueba piloto arrancó en San Antonio de Areco, donde el intendente Francisco Durañona cerró un acuerdo con la Universidad Nacional de San Martín para iniciar esos cursos de formación.

La Politica Online

Deja una respuesta