Duró sólo cuatro días.La había abierto el sábado y ya tenía 70 mil seguidores. Pero le pareció poco útil y la borró.

En toda la galaxia de famosos en Twitter faltaba Mario Pergolini. El sábado pasado decidió armarse su propia cuenta. “Como no quiero molestar por acá con mis tweets personales, me abrí una cuenta personal: @Mpergo1. MP», anunció en la cuenta oficial de Vorterix. Pronto llegó a los 40 mil seguidores, pero su incursión con las redes duró poco.

A menos de una semana, Pergolini le dio de baja a su cuenta en la red social. En total, duró apenas cuatro días en Twitter. Aunque volvió a utilizar la cuenta de @Vorterix para interactuar con la gente bajo la firma de “M.P” como solía hacerlo. Al eliminar su cuenta anunció por qué: «¡Me pudrí! Lo pensé toda la noche… Es un trabajo, es una locura. No estoy para eso. Me borré también de Instagram. Es insoportable el tiempo que sin querés le dedicás. ¡Y es tan ridículo!».

«Intenté con frialdad hacer un pequeño análisis de todo lo que estaba leyendo y es tan barato, tan sencillo, tan ridículo, de un protagonismo ridículo de todos de creer que somos algo por decir algo, que te juro que dije: ‘¡¿Cómo pude entrar estúpidamente en eso?!’ No es ni siquiera útil. No tienen ningún tipo de utilidad. Y, conociéndome, dije ‘esto me va a llevar a cualquier lado’. Entonces, lo primero que hice apenas me levanté fue borrarlo. Le dije a mi hija: ‘Apretá enter y 70 mil seguidores a la mierda… Y también Instagram, ¿qué hago compartiendo mi vida en fotos? Es ridículo», cerró.

Fuente: Clarin