En el inicio del juicio, quedó probado que la firma del ex jugador en un contrato clave para el caso era falsa. Está implicado su ex colaborador Alejandro Mancuso

El caso se remonta al 2010, pocas semanas después de terminado el Mundial de Sudáfrica. Por aquel entonces, una empresa china dedicada a los videojuegos le acercó a Alejandro Mancuso un contrato para que Diego Maradona sea la imagen publicitaria de la compañía.

El ex entrenador de la selección argentina de fútbol sostiene que nunca avaló la campaña porque, según él, jamás recibió la propuesta y mucho menos firmó el vínculo.

Los empresarios que desarrollaron el video juego Hot Blooded Soccer, de todas formas, utilizaron tanto la imagen como el nombre de Maradona -publica la agencia Xinhua- e iniciaron una demanda en reclamo de los derechos de imagen al tener el contrato rubricado.

Por su parte, el “Diego” reclamaría un acuerdo por 20 millones de yuanes (unos 3,2 millones de dólares) por uso indebido de su imagen, según añade la agencia estatal.

Mientras tanto, este jueves, a dos años de iniciado el expediente por estafa, la Justicia del gigante asiático hizo lugar al planteo del crack argentino luego de corroborar que la firma del convenio efectivamente no era la de Maradona. El ex técnico del Al Wasl tuvo que someterse a una pericia caligráfica, según informó el canal argentino C5N.

Representantes de la compañía de videojuegos declararon que ellos entregaron el contrato en mano en el domicilio particular de Mancuso y que se lo devolvieron firmado. Por eso, el ex ayudante de Diego quedó ahora implicado en la causa, a la espera de determinar quién fue el autor de la firma falsificada.

Visita oficial

Maradona no está en China sólo para resolver su situación judicial. Se encuentra recorriendo varias ciudades en un viaje con fines benéficos.

En ese marco, declaró que le gustaría ser DT en ese país. «Quiero entrenar en China. Quiero contribuir al desarrollo del fútbol juvenil chino», afirmó Maradona en declaraciones un diario local, y reproducidas por agencias internacionales.

Fuente: Infobae

Deja una respuesta