En una charla con minutouno.com Luciano Castro contó cómo vive su profesión, el desafío de protagonizar “Sos mi Hombre” y cómo es en su rol como padre.

Es uno de los galanes más populares y queridos de la pantalla chica. A los 37 años, Luciano Castro pone toda la carne al asador para interpretar a Ringo, un boxeador que además es bombero voluntario en «Sos mi Hombre» la nueva tira de El Trece. En diálogo con minutouno.com el actor develó sus dificultades para hacer una telenovela y cómo es ser papá de un pre adolescente.

«Adrián (Suar) rompió con la novela costumbrista, hace tres años que veníamos haciendo telenovelas y esto es una comedia romántica. La telenovela es un género difícil que a mí me cuesta horrores», confesó un Castro auténtico.

«El culebrón es bravo, subestimado, obliga al actor a decir las cosas de otra manera, el actor debe decir bien lo que le marca el guión, tiene que ponerle esa cuota de dramatismo a cada afirmación. Es muy difícil actuar las novelas, a mí me pone nervioso», agregó.

Asimismo, el galán confesó que no le gusta verse: «No veo nada de lo que hago al aire. Lo que veo, lo veo sólo en un camarín, sentado con un cabezal de box para dármelo en la cabeza», bromeó.

Con más de 15 años en el medio, Luciano mantiene su postura de chico de barrio y agradecido por tener trabajo: «Me siento un privilegiado, soy un privilegiado. Es un momento especial del canal y protagonizar esta ficción es un desafío y me encantan los desafíos», confió.

Respecto a su físico, Castro contó que a diferencia de «Herederos», donde tuvo que adelgazar algunos kilos por pedido de la producción, no tuvo que hacer ninguna modificación: «Bajé un poco de peso, pero nada más. El entrenamiento siguió igual, yo entreno hace muchos años».

Antes de desembarcar en la pantalla chica con el gran éxito de Cris Morena, «Jugate Conmigo», su trampolín a la fama, fue arquero en las inferiores de Argentinos Juniors y hace 16 años practica boxeo semiprofesional, lo que lo ayudó a componer el personaje de Ringo en «Sos mi Hombre».

Papá de Mateo, de 10 años, Castro habló del mejor rol de su vida: «Mateo no tiene mucha relación con mi profesión, no me ve. Tiene curiosidades de chicos, como quién va a ser de mi hijo y cuestiones así, pero no es de seguir los productos que hago, además a esa hora duerme porque al otro día tiene que ir al colegio».

«Los 10 de mi hijo son, más o menos los 15 míos», contó Castro, quien se mudó cerca de la casa de su hijo para poder estar cerca y compartir más tiempo. «No puedo creer que toca la guitarra en una banda -agregó- y ya hizo su primera presentación en vivo» a la que, obviamente, asistió.

«Sobre mujeres no me pregunta mucho, esos temas los habla más con la mamá», aseguró el actor, que prefiere no hablar de su vida privada, pero aún así aseguró que tiene una buena relación con la mamá de su hijo, como así con sus ex parejas, con quien terminó en buenos términos.

Recién separado de la modelo, Sabrina Rojas, uno de los galanes más populares de la tevé disfruta de su soltería, se ríe de los rumores que indican un romance con su partener Celeste Cid y levanta suspiros cada noche cuando interpreta a Ringo, el bombero y boxeador de «Sos mi Hombre» por la pantalla de El Trece.

Analía Anchel
Minuto Uno

Deja una respuesta