La clave para entrar anoche al boliche Asia de Cuba fue mostrar una pulsera rosa de la acreditación del búnker de Cambiemos, en Costa Salguero. Después de una larga jornada, a la medianoche, cientos de jóvenes entraron al boliche que los organizadores del entorno de Mauricio Macri eligieron para festejar la elección que convirtió al líder de Cambiemos en el nuevo presidente de Argentina.

Los políticos del Pro se reunieron en la sala VIP, un lugar restringido y custodiado patovicas. Allí estuvieron el director de campaña de Macri y recién nombrado jefe de Gabinete, Marcos Peña y el titular del Ente de Turismo porteño Fernando de Andreis, entre otros.

Fuente: Clarin