Cuentas públicas en crisis.

El Poder Ejecutivo modificó nuevamente la transferencia de dinero que le enviará a Aerolíneas Argentinas durante este año. El Ministerio del Interior y Transporte le girará $ 4.796 millones, la cifra más alta desde que arrancó la gestión de Mariano Recalde, en 2009.
El gasto representa un incremento del 50% con respecto a lo que estaba en el presupuesto, que marcaba $ 3.170 millones.
La mayor erogación para sostener la compañía llega en medio de los precios internacionales de combustibles más bajos en casi 15 años. El JP1 –el insumo que se usa para alimentar a los motores de las aeronaves– puede representar hasta un 40% del costo.
La situación de Aerolíneas Argentina va a contramano del contexto mundial. Se estima que las compañías ganarán US$ 29.000 millones durante esta temporada (ver infografía). American Airlines o United, que fueron deficitarias por muchos años, están anotando récord de ganancias. Iberia y Qantas, en otras regiones, también obtienen resultados extraordinarios.
En julio, el Poder Ejecutivo ya había modificado las transferencias para la “ejecución de política aerocomercial”, que había pasado de $ 3.170 millones a $ 4.544 millones, casi un 50% más.
En marzo, cuando fue al Congreso nacional, Mariano Recalde –titular de Aerolíneas– indicó que las transferencias del Tesoro nacional a la compañía para este año serían de $ 3.170 millones, las menores (sobre el porcentaje del PBI) desde 2009. Pero los números muestran que actualmente la plata del Estado para la compañía es la más elevada de su gestión. Los $ 4.796 millones de 2015 superan los $ 4.181 millones de 2014.
El experto Franco Rinaldi, que ayer fue el primero en descubrir la variación en las partidas presupuestarias para Aerolíneas (lo publicó en su cuenta de Twitter), diagnostica que “la nueva partida de dinero nos le va a alcanzar”.
En julio, este experto –asesora a Cambiemos y es autor del libro “Aerolíneas Argentinas: 2.000 días de pérdidas”– ya le había dicho a Clarín que los $ 4.544 millones resultarían “insuficientes”. “Hasta octubre recibieron $ 4.308 millones para financiar pérdidas. El dinero no les va a alcanzar”, augura Rinaldi,
En el Presupuesto de 2016, el Poder Ejecutivo indicó que para Aerolíneas habrá $ 4.228 millones. Para cumplir con la regla, la empresa debería consumir menos dinero público que este año.
Tras la consulta de Clarín, en Aerolíneas dijeron que recibieron $ 3.758 millones hasta septiembre, con una pérdida de $ 825 millones. Al mismo mes de 2014, el Tesoro nacional les había transferido $ 3.270 millones, pero el rojo acumulado era de $ 2.186 millones. La compañía afirma que destinó $ 1.000 millones este año a compra de aeronaves. “Este año para realizar inversiones y compra de aviones tomamos un préstamo por $ 562 millones con el Banco Nación y desacumulamos reservas del año anterior que había sido muy bueno por casi $ 750 millones”, agregaron en la firma.

Fuente: iEco