Los nuevos ajustes de Rajoy no disipan dudas sobre España

Los inversores volvieron a colocar a España en el límite del rescate pese a los nuevos recortes anunciados por el gobierno en salud y educación, de acuerdo a las recetas impuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Unión Europa (UE).

Por Cecilia Guardati

El riesgo país o prima de riesgo, el diferencial entre la rentabilidad del bono español a diez años y el alemán -de referencia- al mismo plazo, volvió a dispararse hasta los 430 puntos básicos, máximo del año, con una rentabilidad del 5,95%.

Se trata del nivel más alto desde que Mariano Rajoy llegó al poder en España en diciembre de 2011, en plena crisis de deuda en la periferia de la zona euro.

Tras permanecer cerrada desde el pasado jueves, la Bolsa de Madrid también reabrió con caídas en torno al 1,5% en sintonía con el resto de las bolsas europeas -especialmente en los periféricos del euro-, y se colocó debajo de los 7.600 puntos, cerca de los mínimos de 2009.

La semana pasada, la desconfianza de los mercados ya hizo escalar el riesgo país por primera vez por encima de los 400 puntos, la peligrosa “línea roja” que para la UE y el FMI mide el umbral del rescate financiero, debido a que el costo de salir a endeudarse es demasiado alto y amenaza el crecimiento.

El gobierno anunció por sorpresa el lunes nuevos recortes en las áreas de salud y educación que alcanzan los 10.000 millones de euros, adicionales a los previstos en los presupuestos presentados la semana pasada, así como nuevas privatizaciones y reformas estructurales.

Sin embargo, las medidas no lograron aplacar a los mercados que continúan desconfiando de la capacidad de España para reducir su déficit del 8,5 al 5,3% en 2012, la meta impuesta por la UE, sin comprometer la recuperación, según coinciden los analistas.

“El objetivo del gobierno es evitar estrangular la economía y se está trabajando en ese sentido, pero es complicado encontrar el equilibrio”, dijo a Télam Xavier Teixido, analista financiero de Renta 4.

Según Teixido, el gobierno de Rajoy “está haciendo el dibujo exacto de lo que quieren los mercados”, pero “los invasores igualmente están siendo muy exigentes en el tema del déficit y piden que las reformas se aceleren”.

Ante el aumento de la desconfianza de los mercados vuelve a ganar fuerza la hipótesis de que España deba acudir a un rescate, una posibilidad que el gobierno del Partido Popular (PP) descarta.

“Evidentemente España no necesita un rescate en este momento”, afirmó el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, en declaraciones a la prensa tras participar del Forum Europa en Madrid.

Según el funcionario, lo que hay que hacer es “implementar las reformas y el ajuste” con urgencia porque es lo que garantizará el crecimiento y la creación de empleo.

Asimismo, De Guindos subrayó que la presión de los mercados “no pueden hacer que el gobierno pierda el rumbo”.

El ministro de Economía español también descartó la posibilidad de que España salga de la zona euro, algo que consideró “una locura”, puesto que el euro “es una garantía para el futuro”.

En la misma línea, el gobernador del Banco de España (BE), Miguel Fernández Ordoñez, aseguró que el Banco Central Europeo (BCE) no abordó la posibilidad de que España sea rescatada.

Ordoñez afirmó que la recuperación no está cerca y advirtió que la banca española “necesitará más capital si la situación económica sigue deteriorándose”.

De Guindo defendió los nuevos recortes en sanidad que llevará a cabo el Ejecutivo como la manera de “garantizar el sistema público universal y sostenible”, sin mencionar la gratuidad, después de que la oposición socialista y la izquierda parlamentaria denunciaron a Rajoy por querer privatizar el sistema de salud.

El PP salió a aclarar este lunes que garantizaría la gratuidad después de que De Guindos afirmó que el Ejecutivo estudiaba una propuesta para que las rentas más altas paguen para acceder al servicio sanitario público.

Aún no está claro el alcance de los nuevos ajustes en materia de educación y sanidad, dos áreas que son competencias de los gobiernos autonómicos -regionales-, que serán presentados en las próximas semana, aunque se estipula con que habrá un aumento en las tasas universitarias y se implementará el pago por algunos servicios sanitarios.

Fuente: Télam

Deja un comentario