Después de una tensa jornada en la que los vendedores callejeros volvieron a manifestarse en calle Florida, hubo incidentes con efectivos de la Metropolitana, que reprimieron con gas pimienta. Hubo un nuevo corte en la avenida Corrientes. Hay detenidos y heridos.

La Politica Online

La tensión entre los manteros de calle Florida y el gobierno porteño no da tregua. Los vendedores terminaron enfrentándose con la Policía Metropolitana, que se llevó a varias personas detenidas y reprimió la reyerta con gas pimienta.

Tras el operativo de la fuerza porteña que por segundo día consecutivo impidió que los vendedores callejeros colocaran sus mantas a lo largo de la peatonal, cerca de las 19 se produjo el previsible choque con los uniformados, que por momentos se tornó cuerpo a cuerpo, y obligó a intervenir a policías de civil que realizaban tareas de inteligencia en la zona.

Reunión infructuosa

Un grupo de manteros se reunió por la tarde con el legislador macrista Martín Ocampo para buscarle una solución al conflicto.

Pero a la salida de la reunión, Javier Reategui, uno de los voceros del movimiento Francisco Jofre, dijo que «Ocampo no puede brindar una solución al asunto».

«Estaba en Florida al 700 cuando la Policía Metropolitana hizo un vallado para dividir a manteros y artesanos que discutían y se recriminaban cosas, cuando alguno comenzó a tirar palos, botellas y hasta un bombo a los efectivos», explicó el subsecretario de Espacio Público porteño, Patricio Di Stéfano.

El enfrentamiento, que duró pocos minutos, terminó con corridas, heridos –entre ellos un efectivo policial- y algunos manteros detenidos.

Luego del encontronazo y de la llegada de las ambulancias, los policías armaron un cordón en la entrada de Galerías Pacífico, mientras que los manteros esperaban en la esquina de Viamonte, en lo que parecía anticipar una nueva trifulca.

Pero los vendedores finalmente pegaron la vuelta y se dirigieron hasta la avenida Corrientes, que volvieron a cortar como ayer.

Una vez allí, uno de los manteros que oficia de vocero tomó un megáfono y les comunicó al resto de los manifestantes que «el gobierno nacional va a apoyarnos». Inmediatamente, los vendedores gritaron “¡Vamos Cristina!”.

Luego tomó la palabra otro de los líderes del grupo y dijo que se comunicó con un “alto funcionario” del Gobierno nacional, al que le pidió que hiciera intervenir al ministerio de Seguridad. Según este hombre, el alto funcionario le garantizó que la Policía Federal armará un cordón para permitir que los manteros sigan vendiendo sus mercaderías sobre la peatonal.

Deja una respuesta